Óscar García: “No tenemos el control. Lo que antes funcionaba, hoy no funciona. Debemos vivir el presente, el aquí y el ahora, no pensar en el futuro” 

Roberto Luna: “Teníamos a mucha gente estresada por sus trabajos y esta parada me parece interesante para que cada uno reflexione cuan equilibrada era su vida antes del Covid”


En rhsaludable hemos analizado con dos expertos, Roberto Luna, psicólogo y coach ejecutivo y Óscar García, director de Universidad Tecmilenio (campus Mazatlan) y coach ontológico, cómo estamos afrontando este período de confinamiento y qué aprendizajes se derivan de esta crisis. 

P.- ¿Qué podemos aprender y sacar en positivo de esta crisis?

Roberto Luna: “Tenemos que tener en cuenta el significado que adquiere el que nos paren la actividad de golpe, sobre todo en lo que denominamos movimiento slow, el empezarlo todo, el intentar de alguna manera reducir o sensibilizarnos a apreciar más las cosas, sin hacerlas tan deprisa. Y yo creo que este es uno de los elementos más importantes, aprender a apreciar lo que tenemos más cercano a nivel social, familiar, de nuestras actividades. También destacar que el parón nos lleva a ganar en perspectiva, nos da más intimidad sobre nosotros y nos da más horizonte de cara al futuro. El parón es recomendable, aunque mejor si son voluntarios pero cuando no es así debemos resaltar la parte positiva”.

Óscar García Osuna: “Lo primero es valorar el contacto físico y las muestras de cariño. Estamos muy acostumbrados los latinos a abrazarnos, a besarnos, y en un momento de distanciamiento físico como el actual, nos hace que ya no lo veamos como algo obvio sino algo que necesitamos, algo que nos hace únicos y auténticos además de la dopamina que nos genera. Pero también hemos aprendido a dar la importancia que se merece la Sanidad Pública. Hoy sabemos que los héroes no están en las canchas que debemos invertir más en Educación, en equipos de investigación, dotando de infraestructura a esos héroes que no juegan partidos sino que juegan a algo que se llama salvar vidas. También estamos aprendiendo a hacer de forma correcta cuestiones que de niño nos han insistido: lavarnos las manos, medidas de higiene. Hoy el coronavirus nos ha enseñado a aprender a lavarnos las manos, a tener cuidado de cómo usamos el agua y jabón y hasta los protocolos de toser y estornudar que es hacerlo con del codo. También nos ha enseñado un mejor uso de la tecnología y las redes, que nos sirven para estudiar, estar conectados con los que queremos compartir información, cierta y objetiva. Y lo que siempre aparece en las crisis es que unidos somos más fuertes y que estas crisis selectivas nos unen como sociedad y como país y también como mundo. Disfruto ver a los jóvenes ayudar a los más mayores, preocupados por su salud, ver cómo ayudan y son una generación que está marcando la historia. Después del Covid serán mejores seres humanos”.  

P.- ¿Cómo podemos afrontar estos días de confinamiento?

Roberto Luna: “Hay muchos puntos de vista, una es la cabeza, la parte racional y hay que tener tareas, aficiones, debemos tener la mente ocupada con horarios y con una relativa disciplina precisamente para que esa disciplina te lleve también al sueño, a que por la noche podamos dormir. En definitiva, actividades para la parte racional como retos, objetivos, aprendizajes. Y la parte más emocional, fundamentalmente afrontar miedos, ansiedad y estrés, que se encuentran en este confinamiento con estrategias muy claras de fomentar las relaciones sociales, comentar con nuestros amigos, una buena alimentación, deporte, buenas actividades, un buen descanso, comunicación emocional y luego también poder tener un espacio para nosotros solos, para tener una cierta intimidad”.

 Óscar García Osuna: “El primer punto a tener en cuenta es estar en el aquí y el ahora, no estar pensando en el futuro no estar pensando cuántos días quedan sino ir día por día, qué acciones vamos a hacer cuál va ser la rutina, cuáles van a ser los comportamientos nuevos que vamos a aprender. Dentro de lo cotidiano, los que estamos haciendo teletrabajo tratar de aplicar los mismos tiempos como si fuéramos a la oficina, buscando hasta un espacio, el más cómodo que encontremos en nuestra casa para transformarlo en despacho. También puede ser un buen momento para aprender ese idioma que nos atrae y que no hemos logrado aprender, ese curso de pintura, tocar el piano, la guitarra. En este confinamiento debemos de buscar el equilibrio entre las cuatro D: dieta, descanso, diversión y deporte (estar en movimiento)”. 

P.- ¿Qué les diría a las personas que sufren ansiedad ante la posible pérdida empresa o empleo? 

Roberto Luna: “Se necesita hacer un buen DAFO y ver oportunidades de búsqueda de empleo y de ver otras opciones y pensar en cuál es nuestro punto fuerte y eso cómo puede transferirse a los sectores para así descubrir nuevas oportunidades. Requiere de un proceso interno de reorientación laboral bastante importante”.

Óscar García Osuna: “No tenemos el control, no sabemos cuándo vamos a reiniciar nuestra vida. Solo tenemos un mundo volátil, incierto, complejo y ambiguo. Lo que antes funcionaba hoy no funciona. Tenemos que vivir el presente. Es un reto, no podemos atraparnos en el futuro por las consecuencias sociales y económicas que presumimos va a tener esta crisis. Tenemos que ir resolviendo el partido que nos toca jugar hoy. No podemos meter el segundo gol cuando no hemos metido el primero. Así que tenemos que buscar hablar con alguien, usando la tecnología. También tenemos que usar redes porque hay mucha solidaridad y apoyo para esos momentos de ayuda. Recomiendo el mindfulness, la atención plena para poder empezar el día y terminarlo con mayor salud mental”. 

P.- ¿Cree que esta pandemia está suponiendo toda una lección de vida? ¿Qué debemos sacar de aprendizaje una vez superemos esta situación? 

Roberto Luna: “Está siendo una lección de vida, pero no todo el mundo la va a vivir así y después tampoco tengo claro que después del confinamiento la gente recuerde el aprendizaje. Yo comento muchas veces que España es un país por ejemplo que jerarquiza mucho por estatus, por profesiones, y hoy estamos viendo cómo nos están sacando día a día profesiones, trabajos, que no están dignificados socialmente e igual podríamos aprender socialmente a valorar más el talento de las personas, independientemente de la tarea que realicen, el estatus que tenga, la educación o la retribución, sobre todo por el talento y la profesionalidad que eso sí que pasa en otros países y que podríamos aprenderlo en este caso. Y después la parte de perspectiva, aprender a equilibrar más la vida. Tenemos mucha gente estresada por los trabajos actuales y esta parada me parece interesante para que cada uno piense cuán equilibrada es su vida y qué debería hacer para mejorarla”. 

Óscar García Osuna: “Estoy convencido que es una nueva escala de prioridades fortalecida con los valores universales y los valores personales, recordando que el valor es a lo que yo le doy valor, a lo que admiro, lo que me hace sentir que me acerca a mi propósito y sentido vital. Va a salir muy fortalecido. La escala de valores se está modificando ya. Confiemos que cuando termine la pongamos en práctica y que tengamos esa valentía y persistencia para que sea a largo plazo. 

P.- ¿Cómo puede superar el personal sanitario las largas jornadas de trabajo y el confinamiento de su familia? 

Roberto Luna: “El problema es la ansiedad que conlleva la falta de sueño, debemos ayudarles a desconectar a que ellos cuando vuelvan de su jornada sean capaces de desconectar del estrés de la situación. Están viviendo muy en el momento, no viven el pasado ni el futuro. Se requiere de una disciplina mental y emocional muy fuerte y también ser responsable por la parte de contagio emocional en su casa. Aparte de su trabajo son también responsables de con qué cara emocional responden a sus familias y les estamos pidiendo un esfuerzo muy alto. Yo sí que diría que buscaran ayuda de la psicología”. 

Óscar García Osuna: “Creo que con todo el honor y admiración que les podemos enviar cada uno de nosotros. Las intenciones no bastan, además de aplaudirles tenemos que buscar fórmulas para apoyarlos como sociedad. Un ejemplo que yo hablo con los jóvenes es si tienen familia, ¿quién está cuidando de esa familia de los sanitarios?. Podemos ayudar llevando alimentos, otros preguntándoles qué necesitan, que se sientan y estén tranquilos en el lugar, en la cancha donde están jugando ahora, que son los hospitales, unos fijos, otros preparados para ello (los de campaña) con muchas carencias. Asegurarles que su familia está segura, está cuidada, está protegida. 

P.- Una frase de ánimo en estos momentos tan críticos…

Roberto Luna: “Hemos vivido tiempos más difíciles, sobre todo nuestros antepasados. Es un confinamiento y es verdad que conlleva problemas. Preocupa la gente que ha perdido a familiares como quien ha perdido empleo, porque son aspectos básicos. Pero esta crisis económica no es una crisis como anteriores que hemos vivido y la recuperación va a ser más rápida, pero necesitamos parar y cuando se reactive todo se va a reavivar más pronto. Hay que tener esperanza, no hay que perderla en ningún momento”.Óscar García Osuna: “Creo que la frase es obvia, la frase de ánimo es creer, entender y asimilar, aceptar que unidos somos más fuertes. Hoy esta crisis de salud económica y social no le toca a un país, le toca a una ciudadanía global, a un mundo que debe de entender que no debe de haber fronteras. Tenemos que unirnos para ser más fuertes. Después del Covid-19 seremos mejores personas, mejores seres humanos, más enfocados en que los demás importan y para poder ayudar tenemos que empezar desde nosotros. Para mí ser solidarios y dar y poner nuestras fortalezas al servicio de los demás no es cuestión personal, es cuestión social, de los países, pero debe empezar desde casa, ahí está el principio de todo, de lo que hemos aprendido y lo que seguramente nos reta a aprender estas semanas, meses donde tendremos que estar atentos a nuestros aprendizajes para salir fortalecidos.

Previous Teletrabajo, nuevas tecnologías, formación universitaria durante el confinamiento ¿estaba España preparada para esto?
Next Expertos nos ayudan a entender cómo reaccionamos emocionalmente ante la crisis sanitaria más grave del siglo XXI

1 Comentario

  1. […] artículoEl confinamiento, cómo nos afecta mentalmente y qué cambios produce en nuestra escala de valores fue publicado en […]

Deja una respuesta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.