Conciliación y teletrabajo, punto de inflexión de la nueva ley


Conciliación-y-teletrabajo,-punto-de-inflexión-de-la-nueva-ley

Seguimos con nuestro especial sobre teletrabajo con esta segunda entrega. Puedes leer aquí el post anterior: «El teletrabajo no es sinónimo de 24 horas al día conectados»

La nueva regulación del teletrabajo ha puesto de manifiesto la posibilidad de desvincular el teletrabajo con la conciliación. Desde rhsaludable hemos querido averiguar la opinión de varios expertos sobre esta cuestión. En este sentido, Mercedes Ventura, profesora de la Universidad Jaime I (UJI) de Castellón reconoce que el teletrabajo ha estado ligado a medidas de conciliación, siendo una fórmula que ha permitido a muchas mujeres compaginar su trabajo con el cuidado de menores.

Asimismo, según esta experta no cree procedente y considera un error “desvincular el

teletrabajo con la conciliación porque se ha demostrado ser una gran medida de apoyo a la gestión y flexibilización del horario laboral a favor de la crianza y cuidado familiar”.

Ventura destaca “los innumerables los beneficios de la implantación del teletrabajo dentro de las políticas de conciliación, ya que al tener un horario flexible permite una mayor autonomía, y ahorro de tiempo en los traslados, aprovechando este tiempo para la gestión de temas personales”. Así, apunta “hay estudios que demuestran que esta libertad para sus gestiones conlleva a una disminución del ratio en absentismo laboral”.

No obstante reconoce que “una mala planificación del teletrabajo y no disponer de un espacio tranquilo donde trabajar puede ser un desencadenante del estrés como han manifestado madres y/o padres que durante la pandemia han tenido que teletrabajar y atender a la vez a sus pequeños en sus tareas académicas y cuidados”

Por su parte, Raquel Poquet, Profesora Máster PRL y SIG de la Universidad de La Rioja considera que “teletrabajo y conciliación de la vida laboral y familiar son dos aspectos diferentes, si bien no cabe duda que una de las ventajas atribuidas al teletrabajo es facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral”.

Poquet señala que “debe tenerse presente que el teletrabajo puede perpetuar los roles de cuidado. Y por ello, se han previsto una serie de situaciones. Así, en el anteproyecto de ley se establece al respecto que tienen derecho al teletrabajo “con carácter prioritario» los siguientes grupos:

— Las personas con necesidades de conciliación familiar, en los términos del artículo 38.4 del Estatuto de los Trabajadores, precepto que regula el derecho a la adaptación de la jornada por cuidados familiares.  

— Aquellas que lo precisen para el ejercicio de su derecho a la lactancia natural.

— Los trabajadores que tengan la consideración de víctimas de violencia de género o de víctimas del terrorismo.

También el anteproyecto subraya la regulación  del teletrabajo por «fuerza mayor familiar», que se contempla para casos de «enfermedad o accidente de un familiar de hasta segundo grado por consanguinidad, o de cónyuge o pareja de hecho, que hiciera indispensable la presencia de la persona trabajadora». Y, por último, situación derivada del estado de alarma por el que hemos vivido, también se establece la obligación de garantizar el teletrabajo en las empresas para situaciones de «fuerza mayor que interrumpa o impida temporalmente la actividad, incluidas razones de protección medioambiental».

Para Mar Sabadell de la Universidad Oberta de Cataluña (UOC) el teletrabajo “puede ser un instrumento más para la conciliación de vida individual, pero no significa que desde el punto de vista empresarial el objetivo del teletrabajo deba ser la conciliación”.

“El teletrabajo debe dotar de flexibilidad al modelo de trabajo del futuro y permitir que la prestación de trabajo pueda  adaptarse a las circunstancias colectivas e individuales.  De este modo, combinarse la conveniencia de mantener la presencialidad y la concurrencia  en ciertos momentos, y en otros, que sea aconsejable permitir que la actividad se lleve a cabo en cualquier sitio y momento.

En este sentido creo que no únicamente la situación de contexto, como por ejemplo la pandemia, debe marcar estos ritmos”, señala esta experta.

Previous "El teletrabajo no es sinónimo de 24 horas al día conectados"
Next Regular la desconexión digital en un mundo interconectado

2 Comentarios

  1. […] artículoConciliación y teletrabajo, punto de inflexión de la nueva ley fue publicado en […]

  2. […] Seguimos con nuestro especial sobre teletrabajo con esta tercera entrega. Puedes leer aquí el post anterior: Conciliación y teletrabajo, punto de inflexión de la nueva ley […]

Deja una respuesta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.