César Sánchez: “la prevención ya es una prioridad más para las empresas”


César Sánchez es actualmente director de la Oficina de Prevención de Riesgos Laborales en Foment del Treball. De su trayectoria profesional destaca su participación como vocal en la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo y del Patronato de la Fundación para la Prevención de Riesgos Laborales, así como en el Consejo General del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo y en la Comisión de Seguridad Social, Formación y Prevención de Riesgos de la CEOE. También ha ocupa puestos de relevancia en órganos de instituciones como la Generalitat de Cataluña o el Ayuntamiento de Barcelona.

-¿Cómo ve la situación actual de la seguridad en el trabajo y cuál ha sido su evolución teniendo en cuenta factores como la crisis económica de nuestro país?

En cuanto a los resultados en siniestralidad laboral soy optimista. Nos ha costado mucho esfuerzo llegar hasta donde estamos actualmente, todos somos conscientes de la evolución de la prevención de riesgos laborales en nuestro país y, a pesar de ser muy críticos con nuestro actual sistema de prevención de riesgos laborales, valoramos positivamente los resultados obtenidos. Considero que todos los agentes implicados en la prevención de riesgos  laborales sabemos que la prevención ya es una prioridad más para las empresas y que, a pesar de la crisis, no puede dejar de serlo.

-¿Qué profesiones son las que más riesgos tienen hoy día y cómo podemos reducirlos?

Según el estudio que elabora el INSHT sobre las actividades prioritarias en función de la siniestralidad. Los últimos datos de los que disponemos son de 2013 y establecen como ramas prioritarias en función del impacto de lasiniestralidad y la población a riesgo:la asistencia en establecimientos residenciales, la industria de la alimentación, la fabricación de productos metálicos, las actividades de construcción especializada y la construcción de edificios. Esto teniendo en cuenta datos de siniestralidad globales (accidentes leves, graves y mortales), si tenemos en cuenta la gravedad de los accidentes, las actividades que sufren mayor número de accidentes graves y mortales son la agricultura, ganadería, caza y servicios relacionados, la fabricación de productos metálicos, la construcción de edificios, las actividades de construcción especializada y el transporte terrestre y por tubería.

-¿Cree que se invierte lo suficiente en prevención de riesgos laborales y en salud laboral?

Hablar de suficiencia de recursos mientras se sigan produciendo accidentes de trabajo por falta de medidas de seguridad resultaría bastante paradójico. Sin embargo, considero que las empresas han hecho y siguen haciendo grandes esfuerzos en mantener e incluso incrementar sus inversiones en esta materia, aunque las inversiones no hay que valorarlas simplemente por la cantidad invertida sino por su eficacia y también por su eficiencia. Aunque pueda parecer contradictorio, hacer bien las cosas en prevención de riesgos laborales, integrandola prevención en la gestión de la empresa, puede suponer una disminución de las inversiones.

-¿Cuáles son las principales iniciativas o medidas que a su juicio son prioritarias para potenciar la salud en los centros de Trabajo y reducir los riesgos laborales?

No hay recetas ni fórmulas mágicas, aunque la implicación y el compromiso de la dirección y de todos los trabajadores de la empresa sonesenciales para que la implantación de cualquier programa o medida funcione. A partir de ahí,resulta imprescindible establecer actuaciones orientadas y alineadas con las estrategias competitivas de la empresa.

-¿Considera que hoy día hay un exceso de carga de trabajo en determinados sectores y ello menoscaba la salud y la prevención laboral?

Es difícil generalizar. Considero que están cambiando precipitadamente las exigencias laborales, así como los modelos organizativos, la evolución continua de las TIC, etc. y  todo esto puede generar determinados desajustes para los que, en ocasiones, no estamos suficientemente preparados para afrontar. En este sentido, es crucial intentar identificar estos factores de riesgo psicosocial, así como estudiar las mejores medidas preventivas a implantar para evitar patologías relacionadas con el estrés laboral.

-¿Cuáles son los principales parámetros para considerar que una empresa puede calificarse como saludable?

El principal parámetro es el éxito. Una empresa saludable tiene que ser una empresa competitiva, que obtiene buenos resultados y no únicamente desde un punto de vista financiero, que también, sino entendiendo que es una empresa saludable porque se esfuerza por mejorar en todas sus dimensiones, la técnico-operacional, en la del producto o servicio y en la de las personas, donde la seguridad y la salud laboral juegan un papel primordial.

-¿Cree que los riesgos psicosociales han aumentado últimamente por las circunstancias económicas adversas?

Considero que en los riesgos psicosociales relacionados con la actividad laboral probablemente no han influido tanto, sin embargo, la dura crisis que hemos atravesado, sí que ha hecho mella en la estabilidad psicosocial de muchas personas que se han sentido muy vulnerables al ver peligrar sus viviendas, negocios, puestos de trabajo, etc.

-¿Considera que se debería realizar una mayor apuestapor la formación en materia de seguridad y prevención e incluso tal vez incorporarlo a planes de estudio y educación básica?

Sin lugar a dudas. Esa todavía sigue siendo una asignatura pendiente. Es cierto que se han hecho tímidas aportaciones en ese sentido, tanto en la primaria como en la secundaria, pero del todo insuficientes. Hay que seguir insistiendo en la incorporación transversal del valor de la seguridad en la educación primaria y secundaria.

En la formación profesional es donde más se ha avanzado en la incorporación de la prevención de riesgos laborales en los currículos de los ciclos formativos pero, por el contrario, los avances en el ámbito de los estudios universitarios sigue siendo prácticamente inexistente. Seguiremos insistiendo en que la universidad, por su carácter eminentemente profesionalizador, debe incorporar en todos sus planes de estudio aspectos relacionados con la seguridad y la salud laboral.

-¿Cómo ve a España respecto al resto de países europeos en términos de seguridad y prevención en el Trabajo?

Como se suele decir, las comparaciones son odiosas y, en materia de seguridad y salud laboral, me atrevería a decir que casi imposible, dada las dificultades para poder comparar estadísticas relacionadas con la siniestralidad laboral de cada país por las importantes diferencias entre los sistemas de notificación de accidentes que posee cada uno. Dicho esto, considero que lo importante es que llevamos aproximadamente unos diez años de disminución constante de los índices de incidencia, lo que determina una tendencia positiva en cuanto a resultados. Sin embargo, comparando los diferentes sistemas preventivos de los países europeos, sí que encontramos grandes diferencias entre nuestro sistema y los de países anglosajones  que poseen sistemas más finalistas, más orientados a los resultados, a los objetivos, al “qué” debo hacer y no tanto al “cómo” debo de hacer, con “qué” medios o recursos debo contar y “cómo” tengo que organizarme.

En España tenemos un excesivo y complejo entramado normativo, sin embargo, un mayor nivel de exigencia normativa en materia de seguridad y salud laboral no es sinónimo de mejores resultados. De hecho, un reciente estudio que compara los diferentes sistemas preventivos de países de la Unión Europea, desarrollado por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, viene a poner de manifiesto que los países que obtienen mejores resultados no son los que tienen mayores niveles de exigencia normativa.

-¿La prevención y la salud constituye un factor a tener en cuenta a efectos de competitividad empresarial? ¿Cree que los empresarios de nuestro país lo valoran en este sentido?

Las empresas que buscan la excelencia tienen claro los beneficios que aportan la prevención de riesgos laborales y la promoción de la salud, tanto en términos de reducción de costes, de reducción del absentismo, de mejora de la imagen, etc. y, como consecuencia, en una mayor competitividad. Y para aquellas empresas que todavía no lo tengan claro será una cuestión de tiempo que vean la necesidad de invertir en seguridad y salud laboral para poder competir en un mercado cada vez más complejo y globalizado.

-Para finalizar, ¿cómo cree que serán los entornos laborales en un futuro y qué papel juega la innovación en la salud y la prevención?

Teniendo en cuenta que los riesgos emergentes a los que nos enfrentamos vendrán determinados por la evolución de las nanotecnologías, el envejecimiento de la población, las nuevas tecnologías de la información, etc. y que los riesgos de seguridad e higiene industrial se verán forzosamente reducidos por la sustitución de un parque de maquinaria mucho más seguro, así como por la automatización de muchos procesos productivos, considero que nos encontraremos con una mayor prevalencia de riesgos relacionados con los trastornos musculoesqueléticos y psicosociales. Teniendo en cuenta que los factores de riesgo que los generan son mucho más complejos, ya que el número de variables que pueden originarlos es elevado y la determinación del grado de predominio de aspectos relacionados con la esfera individual o personal del trabajador frente al grado de influencia de las condiciones de trabajo resulta muy compleja, me hace pensar que el futuro de la investigación y de las actuaciones en materia de seguridad y salud laboral irán encaminadas a la inclusión de estrategias mucho más holísticas que irán más allá del mero control de las condiciones materiales de trabajo, incorporando la promoción de hábitos saludables, así como, mejorando las condiciones para conseguir la adaptación de los puestos de trabajo a las características de las personas trabajadoras.

Previous Laura Chica: ¿Quién eres tú?
Next Felip Codina: "La ergonomía y psicosociología se encuentra en un momento de importante desarrollo"

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *