¿Y si jugamos a vuestra salud?


El verano suele ser esa época en la que todos nos dejamos llevar, sin horarios, con encuentros entre amigos y familia ante copiosas comidas, siestas del borrego y desenfrenos varios, todos clásicos. Y llegará septiembre y con la vuelta al cole un año más nos plantearemos redimir nuestras culpas por esos kg de más que con toda seguridad nos hemos puesto, y nos apuntaremos al gimnasio y casi agradeceremos volver a la rutina de nuestros hábitos.

¿Y si hacemos que este verano sea distinto?

¿y si jugamos por tu salud, a vuestra salud?

Con la propuesta de Elisa Escorihuela y su Equipo de Nutt, de nuevo se nos brinda una oportunidad de oro para aunar el placer de unos buenos manjares, con el descanso, la dieta y por supuesto la diversión.

Y te propongo que lo hagas ya, y lo hagas desde el momento que este a tu alcance la última edición de ‘No sin Mi Dieta’ , pero además te propongo que no lo hagas sólo, que lo compartas con tu familia y tus amigos, y que juguéis todos juntos a vuestra salud.

La gamificación es una de las técnicas que se utiliza con éxito en el área de salud, y es qué a quién no le gusta jugar, y si encima puedes aprender jugando y además adquirir hábitos saludables no puede haber mejor juego.

Te propongo que diseñes tu propio juego, o bien te unas al que otros lectores de no sin mi dieta propongan, recorrer el camino acompañado es siempre más divertido, y además te permitirá tener mejores relaciones con los demás, tu familia , tus amigos, y por qué no conseguir nuevos amigos .

#5 pasos a seguir para empezar a jugar

#1 Diseñar el juego, y retar a otros a jugar

#2 Proponles sistemas de puntuación, logros y misiones que puedan aumentar la motivación y la sensación de reto.

#3 Mide y compara los resultados

#4 Dota de premios y recompensas los logros obtenidos en el camino

#5 Celebra la consecución de los objetivos individuales y colectivos que os marquéis.

Lo puedes hacer ayudándote de app existentes en el mercado, o bien al método tradicional, con lápiz, colores, papel y tijeras, y diseñándolo sólo o en familia o  con amigos,  lo importante es que lo hagas, y que tomes consciencia de cómo te sientes al hacerlo y al ir avanzando en el camino junto a otros.

Y si lo has hecho, en septiembre nos lo puedes contar, tú antes  y después, y cómo de diferente es tu principio de curso al que lo fue el año pasado, pasando de la culpa y la añoranza por el verano de excesos a la felicidad que te dará haber adquirido de una manera divertida hábitos más saludables.

Qué me dices ¿ Jugamos a vuestra salud con #Nosinmidieta?

 

Previous Elisa Escorihuela nos habla de su nuevo libro "No sin mi dieta"
Next 5 claves para tener éxito con tu dieta

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *