Utiliza las 4Ds: Dieta, Deporte, Descanso y Diversión


Empezamos ya las vacaciones de verano y con ello todos sus encantos. Dejamos atrás el estrés del día a día en el trabajo, con las obligaciones familiares, los “debo” hacer esto o aquello, y nos adentramos en momentos de relax, de reflexión, de pasarlo bien y disfrutar de los momentos.

Te propongo que para multiplicar las posibilidades de tener unas “buenas” vacaciones te dejes llevar por una serie de “consejos positivos” basados en la ciencia que son como la base de la felicidad. Es como empezar tu proyecto de ser feliz desde los cimientos, para que lo que construyas a partir de ahí sea sólido, duradero y sostenible en el tiempo.

¿Te apetece?

  1. En este libro de recetas saludables tienes ya una ayuda inestimable. Es importante que a nuestro cuerpo lo tratemos como a nuestro coche y le pongamos la mejor “gasolina” para funcionar bien no solo a corto sino a largo plazo. Comer “comida” (valga la redundancia), es decir, nutrientes que nos aporten la energía suficiente para sentirnos bien durante todo el día. Y mas importante reduciendo un 30% la grasa de la dieta mejora tu aspecto físico pero también ayudas a retrasar el envejecimiento del cerebro según los expertos. Hay que comer un poco menos, ya que el exceso de comida en el organismo agrede a las proteínas, los lípidos, al ADN y al cerebro. La reducción de la ingesta potencia la producción de nuevas neuronas también en el hipocampo que es la región de nuestro cerebro encargada de la memoria y del aprendizaje favoreciendo los mecanismos biológicos de reparación neuronal en nuestro cerebro.
  1. Deporte. Aquí la frase de “Mens sana in corpore sano” cobra su máximo significado ya que tener una mente sana y un cuerpo sano son el ingrediente necesario para tener una vida mejor. Con el ejercicio físico regular nos ayudamos en este propósito.No hace falta que te apuntes a un gimnasio este verano. Con tener una actividad física diaria es suficiente. Sería bueno que des pasos. Por ejemplo, hay Apps (podómetros) que te miden los pasos diarios, y los expertos dicen que 10.000 pasos al día son lo recomendable. Está demostrado que realizar ejercicio físico continuado:
    • Incrementa el sentimiento de competencia y control sobre tu vida
    • Mejora las distracciones y recuperación diaria de largas jornadas de trabajo (para ir cargando pilas a la vuelta del verano)
    • Mejora el contacto social, la interacción con los demás teniendo temas de conversación para los ratos libres.
    • Produce cambios fisiológicos agradables ya que al hacer ejercicio físico segregamos adrenalina o la así llamada hormona de la felicidad.
  1. Descanso De hecho, la actividad física sólo es eficaz cuando está equilibrada con un descanso suficiente para la recuperación de nuestro cuerpo y nuestra mente. Los investigadores del sueño han sostenido que en nuestra sociedad occidental hay un “sueño enfermo”, y la gente sería mucho más sana y feliz si durmiera alrededor de una hora más por noche por ejemplo. Dormir es muy importante para que nuestro cuerpo se recupere de su actividad cotidiana, y tiene efectos muy positivos en nuestro estado de ánimo. De hecho las personas que duermen mal tienen mayor tendencia a recordar con intensidad los eventos negativos y a olvidar los positivos. Por otra parte, un descanso inadecuado hace que ya nos levantemos con poca energía o ánimo negativo lo que entonces puede condicionar mal el día completo, de modo que es fundamental descansar bien a ser posible con la luz de noche. Por la noche segregamos Melatonina que es la hormona del sueño que es sensible a la luz del día al descender su valor antioxidante. Así que siestas cortitas, pon una pelotita en la mano y cuando llegue el sueño que caiga la pelota ya estaría tu siesta saludable completada!
  1. Diversión. Es importante que te des unos descansos merecidos y te dediques un tiempo al día para hacer aquello que realmente te gusta, te motiva, te apasiona. Necesitas acumular emociones positivas que son provocadas por aquello que te hace vibrar, te divierte, y te hace pasar momentos agradables. Puede ser actividades individuales, o con otros. La investigación señala que pasar tiempo con los demás, con personas que nos llenan de energía, que nos nutren por dentro, son un gran estímulo para la felicidad. Aquí si vale eso de “no dejes para mañana lo que te puede hacer feliz hoy”. Busca lo positivo en todas tus experiencias este verano, no te dejes invadir por las personas tóxicas, sino que busca activamente lo positivo en cualquiera de tus experiencias. La meditación te ayudará a focalizar la atención, es un buen momento para empezar a practicarla o seguir practicándola si ya la conoces. Sus beneficios son inmensos tanto para tu cerebro que lo vas modificando a través de mas conexiones neuronales, como a nivel cognitivo mejorando tu memoria y atención, social con mas momentos de resonancia positiva con las demás personas y a nivel afectivo ya que aprendes a sentirte mejor psicológicamente hablando.

¿Qué te parece? ¿Te apuntas a la filosofía de las 4Ds? Bienvenid@ al club 4Ds. Ya nos cuentas tus experiencias durante este verano!

Y recuerda, no es magia, es investigación!

Dra. Marisa Salanova

Previous 5 claves para tener éxito con tu dieta
Next #mamiconcilia y Fundación Masfamilia presentan #miempresaconcilia

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *