9 de cada 10 profesionales con formación superior está trabajando, el mejor dato desde 2010


Randstad, empresa líder de recursos humanos en España, ha realizado un análisis sobre la tasa de ocupación de los profesionales para medir la importancia de la formación en el acceso al mercado de trabajo. Este índice refleja la relación entre ocupados y activos, para lo que se ha tenido en cuenta los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, entre 2007 y 2016, correspondientes al segundo trimestre.

Randstad detecta que la tasa de ocupación de los profesionales con formación académica superior ha aumentado por tercer año consecutivo, hasta situarse en el 88,4%, lo que supone la tasa más elevada desde el año 2010. Este año, además, se ha registrado el mayor incremento interanual de la última década, con un aumento de 1,7 puntos porcentuales entre 2015 y 2016.

En 2007, la tasa de ocupación de los profesionales con formación superior se situaba al borde del 95% (94,9%). Tras un ligero descenso en 2008, de medio punto porcentual, 2009 registró la mayor caída de la última década, con un retroceso en la tasa de ocupación de estos trabajadores de 3,5 puntos porcentuales. Este índice fue descendiendo progresivamente, hasta alcanzar la menor cifra del periodo analizado en 2013, con un 84,2%. Desde entonces, la tasa de ocupación de profesionales con formación superior ha crecido durante tres años consecutivos, y ya se sitúa en el 88,4%, la tasa más elevada desde 2010.

A mayor formación, mayores oportunidades laborales

Uno de los principales elementos que pone de manifiesto el estudio llevado a cabo por Randstad es que la formación académica de los profesionales está directamente relacionada con la empleabilidad de los mismos. Es decir, a mayor nivel de estudios alcanzado, mayores posibilidades de acceder a un empleo.

La tasa de ocupación en España se sitúa, en términos generales, en el 80%, si bien existen diferencias significativas en función de la formación académica alcanzada por el profesional. Los profesionales que cuentan con educación primaria como formación máxima cuentan con unas tasas de ocupación del 65,3%; los que disponen de educación secundaria, 76,3%; y los de formación superior, 88,4%. Hay más de 20 puntos porcentuales de diferencia, lo que refleja la incidencia de la formación en las oportunidades laborales de los profesionales.

Asimismo, el volumen de trabajadores con formación superior se encuentra en sus máximos históricos, con 7.696.700 ocupados, lo que supone un incremento de más de 240.000 trabajadores respecto a 2015.

Canarias, Castilla-La Mancha y Navarra registran los mayores incrementos

Además de la positiva evolución de la tasa de ocupación en perfiles de formación superior, uno de los aspectos más relevantes que detecta Randstad es que ha crecido en 15 de las 17 regiones durante el último año. Las únicas dos excepciones son La Rioja y Cantabria, donde la variación ha sido del -0,9% y -0,1%, respectivamente.

Canarias, Castilla-La Mancha y Navarra son las comunidades autónomas que han registrado un mayor incremento respecto al año anterior, con crecimientos por encima del 2,4%. Catalunya y Galicia completan el listado de regiones que aumentan por encima del 2%. A continuación se sitúan Castilla y León, Galicia y Baleares, las tres con incrementos del 1,8%, por encima de la media nacional (1,7%).

Hay que tener en cuenta, además de la evolución, las oportunidades laborales que encuentran los profesionales en función de la región en la que se encuentren pues, si bien la media nacional se sitúa en el 88,4%, existen diferencias significativas. En esta línea, Navarra y Baleares son las comunidades autónomas con mayor tasa de ocupación entre los profesionales con formación superior, con 94,3% y 93,3%, respectivamente. Euskadi, Catalunya, Aragón y Madrid registran, todas ellas, índices de entre el 90% y el 92%. En el lado opuesto, Andalucía, Canarias y Extremadura cuentan con tasas entre el 82% y el 83%, a más de cinco puntos porcentuales de la media española.

Más ocupación en hombres mayores de 45 años con formación superior

Otro de los aspectos reseñables del análisis elaborado por Randstad se encuentra en la variación en función de la edad y el sexo del profesional. En esta línea, el informe de Randstad revela que el mayor incremento lo han experimentado las mujeres con formación académica superior, cuya tasa de ocupación ha crecido dos puntos porcentuales, frente a 1’4 en los hombres.

Sin embargo, aún existen diferencias en los índices de estos perfiles elevados en función de su sexo, ya que las mujeres aún cuentan con una tasa de ocupación por debajo de los hombres. Sin embargo, el aumento experimentado a lo largo de 2016 ha igualado los ratios de ambos sexos. Las mujeres con estudios superiores han aumentado su tasa de ocupación hasta situarse en el 86,9%. Los hombres, por su parte, han registrado alcanzan el 90,1%.

Cuando se analizan los datos en función de la edad se detecta otra regla de proporcionalidad: a mayor edad, mayor tasa de ocupación. Los profesionales menores de 25 años se sitúan en el 69,9%; el colectivo de 25 a 45 años, en el 87,5%; mientras que los mayores de 45 años alcanzan el 91,7%. Este colectivo, el de mayores de 45 años, cuenta con tasas de ocupación del 93,1% en hombres y del 90,3% en mujeres.

Previous Pilar Colilla, nueva presidenta de AECOP España
Next La retribución variable es cosa de directivos

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *