Trabajo a distancia: ¿miedo a la desvinculación?


El confinamiento nos ha permitido descubrir las virtudes del teletrabajo, que incluso muchos apuntan a que favorece el rendimiento, la concentración, reduce los niveles de estrés, y fomenta la felicidad. Pero ¿qué hay de la soledad del trabajo a distancia, del valor de compartir las tareas en equipo, del ambiente con los compañeros en la oficina como elemento enriquecedor del modelo?. Hablamos con las empresas sobre esta cuestión y sobre otros aspectos de análisis sobre esta forma de trabajar en el domicilio, emergente en nuestro país,  que nos ha traído la pandemia. 

Alicia Sánchez, Chief People & Communications Officer de Altran señala que la introducción en el teletrabajo en su empresa les vino a través del modelo de Smart Working, Conciliación y Bienestar, del que consiguieron establecer lazos de confianza con las personas de la plantilla. Por lo que respecta  a los beneficios alcanzados con la implantación del sistema a distancia, Sánchez destaca que “poniendo el foco en el desempeño y olvidando el presentismo se reducen los niveles de estrés, se favorecen un buen clima laboral, la felicidad y el compromiso de los/as empleados/as, a la par que se incrementan la productividad y los buenos resultados para la empresa”. 

Asimismo, pone de relieve que previamente a su impulso realizaron un proyecto piloto que les dio las suficientes garantías para avanzar con confianza en esta iniciativa, en la que destaca “ambas partes ganan”. “Se mejora la conciliación familiar, así como la sostenibilidad, reduciendo el número de desplazamientos y por tanto el bienestar se traduce en mejor calidad de vida”, apunta la responsable. 

Por su parte, Juan Francisco Aparicio, coordinador de Relaciones Laborales de la Institución Ferial de Madrid (IFEMA) pone de relieve que en su caso “el 24 de junio constituyeron la Comisión de Estudio del Trabajo Flexible y el Teletrabajo para dar cumplimiento al art.16 y la Disposición Adicional 7 ª del vigente Convenio Colectivo, que establece el compromiso de implantar y desarrollar un Programa Piloto de Trabajo Flexible, como una nueva medida de conciliación que favorezca el equilibrio de la vida personal, familiar y profesional de los trabajadores de IFEMA. La Comisión está integrada por representantes de la Dirección de Personas, Calidad y RSC, miembros del Comité de Empresa y cuenta con el asesoramiento técnico de la Dirección CIO.

Aparicio manifiesta que “para arrancar el proyecto piloto, los Directores designaron entre los integrantes de su equipo a un trabajador al que la Dirección CIO dotó de elementos materiales imprescindibles para poder trabajar desde fuera de la oficina. Así mismo, como requisito para poder participar en esta iniciativa, el trabajador debía disponer de conexión a internet en su domicilio”. La idea consistía en ir implantando de forma paulatina un nuevo sistema de trabajo, que podía tener excelentes resultados tanto en los empresarios como en los trabajadores”, subraya el responsable de IFEMA.

Respecto a las barreras con las que algunas empresas se enfrentan a la hora de poner en marcha el trabajo a distancia Alicia Sánchez, Chief People & Communications Officer de Altran resalta que “la base para que este modelo de organización del trabajo funcione es el trabajo por objetivos y la confianza en las personas a la hora de cumplirlos. Adicionalmente, esto tiene que venir acompañado por la implantación de herramientas tecnológicas que garanticen tanto la conectividad y colaboración entre los equipos de trabajo, así como la seguridad en el manejo de la información de la compañía. La digitalización favorece el éxito de este sistema de trabajo”. 

A su vez, esta directiva apunta como uno de los obstáculos también “el miedo al cambio, ya que el teletrabajo supone un cambio en el tipo de gestión. Y se debe quitar el impacto negativo en la percepción del teletrabajo, ya que está sobradamente demostrado que el rendimiento y el compromiso es mayor trabajando en esta modalidad, si bien hay que tener en cuenta que en algunos casos también es muy importante la madurez de la plantilla, y crear procesos y consejos que refuerce el marco de la prestación del trabajo con este sistema”. 

Por su parte, el responsable de IFEMA destaca que el problema fundamental radica en la tecnología, ya que hay que dotar al trabajador de medios (equipo informático, móvil, conexión a internet). No obstante, “las principales barreras son los costes económicos que suponen para la empresa, la inversión que hay que hacer en tecnología y que en muchas ocasiones supone un doble coste, ya que existen unos equipos en los centros de trabajo y hasta ahora no había dotaciones de portátiles y móviles para los trabajadores”.

Por lo que se refiere a si España está lo suficientemente preparada como para subirnos al tren del teletrabajo, Alicia Sánchez, Chief People & Communications Officer de Altran destaca que “existe una gran tendencia al presentismo, a pensar que si una persona no está en la oficina no está trabajando, cuando una cosa no causa la otra. Bajo nuestro prisma, la causa radica en que es un modelo que no está realmente probado y desarrollado. Se ha utilizado para cubrir emergencias personales, pero realmente el teletrabajo tiene otra dimensión mucho más estable y con capacidad de desarrollo”. 

La responsable de Altran afirma también que debemos tener presente  “el miedo a la desvinculación”, y que por ello “se deben desarrollar modelos mixtos de teletrabajo, de forma que se combine la presencia en oficina con días en el domicilio. En este sentido, apunta que en su compañía “no somos partidarios del teletrabajo al 100%, salvo en situaciones especiales. Pensamos que el valor de compartir presencialmente, tampoco se debe de perder y enriquece el modelo”. A su vez, apunta a que a la hora de implantar el teletrabajo también se debe tener en cuenta el cambio en el modelo de gestión y liderazgo, qué es lo que se debe estar dispuesto a asumir y a desarrollar.

Juan Francisco Aparicio, coordinador de Relaciones Laborales de la Institución Ferial de Madrid (IFEMA) destaca que “España no está al mismo nivel que otros países (Alemania Francia, Estados Unidos, etc), pero existe una corriente y un nuevo estilo de dirección en las empresas españolas, que está cambiando esa tendencia, y apostando más por el teletrabajo”.

El confinamiento ha irrumpido en nuestra forma de trabajar aunque no sabemos si el modelo formará ya parte de nuestros hábitos cotidianos. Así, Alicia Sánchez, Chief People & Communications Officer de Altran hace constar que en su empresa apuestan “por una fórmula mixta, acudiendo presencialmente a las oficinas unos días de la semana, y prestando servicios en remoto el resto. De esta manera se evita el sentimiento de aislamiento y desconexión que conllevan los sistemas 100% remotos, y se favorece la integración dentro de los equipos y el buen desarrollo de los proyectos”.

Para esta directiva,“el teletrabajo ha venido para quedarse, y tendremos que avanzar en la optimización y mejora del proceso, que debido al confinamiento se hizo de una forma muy precipitada, y ahora es el momento de detectar los puntos fuertes y mejoras de todo lo que se haya detectado durante este tiempo. Para ello, debemos conocer la opinión de la plantilla, y eso es fundamental para optimizarlo”.

Juan Francisco Aparicio, coordinador de Relaciones Laborales de la Institución Ferial de Madrid (IFEMA) señala que “el confinamiento nos ha traído de golpe el teletrabajo y desde luego ha venido para quedarse. Por supuesto que va a seguir existiendo el modo presencial, pero cada vez más irá imponiéndose esta nueva forma de trabajo, en todos los ámbitos empresariales”

Previous La necesidad de un nuevo liderazgo en la implantación del teletrabajo
Next Llega el Congreso Internacional de Coaching Ejecutivo del año

1 Comentario

  1. […] artículoTrabajo a distancia: ¿miedo a la desvinculación? fue publicado en […]

Deja una respuesta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.