Teletrabajo, nuevas tecnologías, formación universitaria durante el confinamiento ¿estaba España preparada para esto?


Son muchas las preguntas y reflexiones que nos asisten en este confinamiento como por ejemplo si España estaba preparada para este obligado teletrabajo, que hemos asumido tras el Estado de Alarma. Hemos preguntado a varios expertos por esta y otras cuestiones  encontrándonos con las siguientes contestaciones.   

Teletrabajo ¿estabámos preparado para ello?

 Para David Blay, España estaba preparada tecnológicamente porque muchas empresas han podido adaptar el teletrabajo en tan solo 24 horas y la red que podía ser una de las grandes preocupaciones por el incremento de conexiones está funcionando bien. Se ha demostrado que las empresas que podían teletrabajar están teletrabajando de un día para otro. El problema, según Blay es que culturalmente no estamos preparados, y es que menos del 5% del personal teletrabajaba antes de esta crisis, no había formación y sigue sin haberla ni hay intención por parte de muchas empresas. En este sentido, nos encontramos con problemas con incremento de ansiedad porque la gente que ha tenido que cambiar su estatus laboral de un día para otro y nadie le ha dicho cómo hacerlo. 

Creo que estamos en un nivel adecuado de capacidad digital, pero no de conocimientos digitales, es decir, la red y los medios tecnológicos están aguantando magníficamente, pero la mayor parte desconocía muchas aplicaciones. Estamos preparados, pero la alfabetización digital en el trabajo es escasa, a pesar de que estos canales y aplicaciones están disponibles desde hace mucho tiempo. 

Para el científico Roberto Martínez en términos generales España no está preparada, salvo un escaso porcentaje de la población que trabaja en sectores tecnológicos o bien en multinacionales con entornos digitales que desde luego no llega al 1% de la población. El otro 99% está en estos momentos defendiéndose como gato panza arriba, tratando de improvisar y saliendo como puede de esta crisis. Yo he tenido varias experiencias en venta online y con multinacionales del sector del retail y te das cuenta de que saben vender en tienda física, pero absolutamente para nada están preparadas. Y eso también es común a las grandes cadenas de distribución alimentaria, que tampoco están adaptadas, lo que deriva en un trabajo retrasado de dos semanas. 

Roberto Martínez  opina que estamos en unos niveles bastante aceptables tanto a nivel europeo o mundial en penetración de banda ancha en los hogares, transferencia de datos, el número de ordenadores, móviles. No parece que sea un problema de tecnología sino de cultura a la hora de trabajar, seguimos pensando que el trabajo es algo que se realiza en una oficina y en un tiempo determinado, una ventana de espacio y tiempo, y cuando nos sacan de ahí pues estamos bastante mal. Sí que puede existir una brecha digital, entre las personas mayores de 45 o 50 años, pero insisto no creo que el problema venga por ahí.

Sistema universitario español: ¿es posible sin clases presenciales? 

Para David Blay hay muchos estudiantes que ya estaban haciendo muchos cursos online además de los presenciales y por tanto existen dos problemáticas: una que las plataformas de las universidades no se habían puesto de acuerdo para pasar del presencial al online, por tanto no están dando las herramientas adecuadas, y segundo que los propios alumnos están cambiando sus rutinas, están trabajando por objetivos, sabes cuando tienes que entregar un trabajo o tienes un examen y lo haces en el tiempo en el que dispones, da igual por la mañana que por la noche. En este sentido, los estudiantes pueden dar una lección de teletrabajo muy grande, ya que trabajan por objetivos y no por horas, pero es verdad que quien debería darles todas esas herramientas que son las universidades no están suficientemente preparadas. Contaban con masters online, pero sus clases presenciales no estaban diseñadas para una formación a distancia y por ello muchos han perdido un mes de universidad, porque su centro no estaba adaptado a esa transformación digital. 

Roberto Martínez considera que los estudiantes se están viendo afectados porque al sistema educativo les ha pillado por sorpresa y son incapaces y salvo en casos elitistas de universidades privadas de contemplar la asignación de ordenadores en la educación pública por lo que está resultando un desastre. Quitado de ello también depende de la voluntad de los profesores y de su iniciativa por volcarse con el alumnado.

Las nuevas tecnologías ¿pueden ayudar a evitar la pandemia? 

Para David Blay las nuevas tecnologías están ayudando a superar esta pandemia porque de no existir el teletrabajo o estar en la España de hace 15 años la economía estaría en quiebra técnica. Gracias a que muchas empresas han podido trabajar en remoto se está manteniendo algo del volumen económico de este país. Es evidente que el Big Data aplicado a la gente que se pueda hacer test o rastrear los móviles en un estado de alarma es una herramienta enorme para tener control de la población. Lo que pasa es que no se está aplicando lo suficiente en estos momentos. Estadísticamente y por ejemplo la cantidad de start-ups que hay dedicadas a la gestión de datos se podía acudir a ellas mucho más dentro del confinamiento. 

Hay una empresa en Valencia que se dedica a monitorizar a las personas que entran a los eventos de grandes musicales como los festivales y les permite seguir en directo donde están y si tienen que cerrar una sala simplemente con los datos derivados de una pulsera o de un dni electrónico pueden hacerlo. En este sentido, se podría utilizar para saber quién puede estar infectado y quien no, quien es asintomático y a partir de ahí realizar un confinamiento menos estricto, hay empresas que pueden hacer eso lo que pasa que el gobierno está sobresaturado intentando paliar la crisis y no está acudiendo a todas ellas. La pregunta es si esas soluciones que se van a aplicar ahora y en cierto modo afectan a la privacidad de las personas, lo que puede derivar en que esos derechos se pierdan cuando acabe esta pandemia. 

Para Roberto Martínez las tecnologías pueden ayudar en esta pandemia y en cualquier otra contingencia (lluvias, cambio climático, etc) la tecnología permite hacer tu trabajo para millones de personas en distancia y ser un alidado, ahorrar viajes desplazamientos y eso es un aprendizaje que debemos sacar de esta crisis. También las videoconferencias. 

Presidencia ha reconocido que Moncloa no estaba preparada para ruedas de prensa a distancia y en 2020 esto es un poco sorpresivo. Todas las herramientas colaborativas de viodeoconferencias son muy útiles en estos casos y debemos aprender de ello. 

¿Una frase positiva para sobrellevar el confinamiento?

David Blay apuesta por destacar que es la primera vez en muchos años que podemos parar, estar con la familia, pensar, saber dónde queremos ir y este es un momento de transformación. “La frase que yo diría es que somos la primera generación de la historia de la humanidad que puede inventarse su trabajo y hacerlo desde cualquier parte. Así que agarrémonos a eso porque en otro siglo esto sería imposible”. 

Roberto Martínez, señala que como científico e ingeniero cuando vienen augurios catastrofistas siempre subrayo que la ciencia ha sido capaz de resolver esta y otras cuestiones. “Antes de lo que nos imaginemos tendremos remedios científicos y tratamientos para asintomáticos, retrovirales, prevenir los contagios y la propia vacuna. La ciencia nos sacará de esto”. 

Previous Más allá del confinamiento: la emoción de la solidaridad empresarial
Next El confinamiento, cómo nos afecta mentalmente y qué cambios produce en nuestra escala de valores

2 Comentarios

  1. […] artículoTeletrabajo, nuevas tecnologías, formación universitaria durante el confinamiento ¿estaba España… fue publicado en […]

  2. Buen artículo. Contar con información como esta siempre es de gran utilidad para saber a lo que nos enfrentamos. Excelente trabajo.

Deja una respuesta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.