Desde rhsaludable queremos poner nuestro granito de arena en este confinamiento y por eso hemos recogido todos estos testimonios de empresas que están ayudando a sobrellevar esta emergencia sanitaria que esperemos se levante cuanto antes. Y es que realmente cuando ocurren estas crisis es cuando aflora la solidaridad y empatía empresarial, permitiendo que entre todos haya una fluida colaboración y que podamos salir juntos de esta pandemia.

Así, de la mano de PULEVA, los sanitarios han podido disponer de café con leche en más de 120 hospitales de toda España. Con este detalle se agradece y se reconoce la labor de los profesionales que están en primera línea de batalla, salvando vidas y poniendo en riesgo la suya. Se sirve en formato individual, listo para tomar y aún es posible realizar solicitudes a través del espacio habilitado en su web.

LABORATORIOS QUINTON ha puesto a disposición de la Policía Local y de los Bomberos del Servicio de Prevención y Extinción de Incendios de Alicante una donación de 600 sprays nasales y 600 complementos minerales, mostrando así su generosidad en esta situación crítica por la que atravesamos en estos momentos.

CEOE ha impulsado el proyecto “Empresas que ayudan”, con el objetivo de coordinar a través de su Fundación iniciativas solidarias para canalizar toda aquella contribución que parta de las compañías.

La CONFEDERACIÓN DE MODA ESPAÑA se ha volcado en la donación de material sanitario, MANGO ha donado 2 millones de mascarillas, MAYORAL ha conseguido 3.000 trajes especiales de protección individual, 10.000 guantes y 20.000 mascarillas y SOCIEDAD TEXTIL LONIA, fabricante de Purificación García y Carolina Herrera ha ofrecido su fábrica para confeccionar prendas sanitarias.  También INDITEX se ha volcado con 300.000 mascarillas, ofreciendo su potencial logístico para transporte de material. COINTEGA y el Gobierno gallego, y otras 25 companías están también confeccionando tejido para seguridad.

Quien nos iba a decir que de la noche a la mañana todos nos quedaríamos en casa, que una causa común haría que hoteles se convirtieran en hospitales, que trenes se transformaran en ambulancias y que a las 20:00 horas todos mantendríamos la emoción al entonar un aplauso unánime a nuestro personal sanitario. De repente el ruido se ha hecho silencio, los niños han inventado nuevos juegos y tareas, más allá de las pantallas, y todos nos confinamos para vencer a un mismo mal: el coronavirus.

Las aparadoras de PETRER Y ELDA están confeccionando material para hospitales, y Panter ha donado 1.300 pares de botas antibacterianas a la UME. El Corte Inglés e Ikea han sido quienes han vestido con ropa de cama el hospital de campaña de IFEMA, y BBVA ha donado 25 millones a la causa, y ha impulsado la iniciativa “Tu aportación vale doble” entre sus empleados (cada euro aportado repercute en uno más que aporta la compañía). BANCO SANTANDER ha donado 4 millones de euros, Fundación Mapfre ha aportado 600.000 euros para material sanitario y ha lanzado el proyecto #SéSolidario, y Mutua Madrileña ha adquirido mascarillas para el ayuntamiento de Madrid.

Otra muestra de gratitud que nos ofrece esta pandemia y que es digno de admirar es el gesto del Hotel Restaurante El Hacho, ubicado a 2 kilómetros de Lora de Estepa en Sevilla, que a pesar de permanecer cerrado durante la cuarentena, los propietarios dejan comida y bebida gratis a los transportistas en una pequeña furgoneta situada en el parking.

Pastas Gallo también ha hecho una donación al Banco de Alimentos de 150 toneladas de productos en un total de 13 provincias españolas y SEAT está produciendo respiradores para los centros hospitalarios.

IMED (Hospitales Valencia, Elche, Benidorm y Gandía) ha recibido muestras solidarias de colectivos como IBIAE (Asociación de Empresarios de Ibi) que han confeccionado pantallas de plástico hechas en 3D. La empresa Bumir Soluciones Industriales también ha realizado este producto y en Valencia Bolsos Trenado, El Consorcio Espacial Valenciano, Universidad Católica y Promedios Exclusivas han llevado a cabo donaciones de material protector y de seguridad. Vicky Foods ha liderado la confección de mascarillas y en Villajoyosa se han cosido 3.000 batas con bolsas de plástico grandes.

Se trata de todo un ejército de voluntarios remando a favor para superar esta crisis en  un momento tan crítico para todos. Pero no sólo las empresas, la ayuda es visible desde todos los rincones, vecinos que llevan la compra a las personas mayores y más vulnerables, videoconferencias en los hospitales para que los enfermos puedan comunicarse con sus seres queridos, música compartida gratuitamente para poder olvidar el dolor de tantas y tantas familias.

Y es que si algo debemos sacar en positivo de esta crisis es que ha provocado que lo invisible haya salido a la luz (la solidaridad, la empatía, la resiliencia…). Hemos conocido de cerca las bondades de las empresas, el buen hacer de todos nuestros colectivos (UME, Guardia Civil, Policía, Personal Sanitario….), y principalmente, la capacidad de cada uno de nosotros, el resurgir de las personas, siempre sacando el lado bueno e intentando continuar y salir adelante, porque #EstevirusLoVamosaParar, #PararparaSeguir y porque #LoMejorEstaporVenir.  

Previous Aecop Solidaria apoya voluntariamente a autónomos y empresas
Next Teletrabajo, nuevas tecnologías, formación universitaria durante el confinamiento ¿estaba España preparada para esto?

Sin Comentarios

Deja una respuesta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.