el talento será lo más importante para el trabajo del futuro

RHSaludable
enero 14, 2022

La pandemia ha venido a acelerar el cambio del modelo de trabajo habitual por uno más flexible, en el que no se exige tanta presencialidad en el centro de trabajo sino que se apuesta por instrumentos y herramientas que faciliten el trabajo en cualquier espacio adaptándose a unos horarios menos rígidos. Y es que la crisis ha permitido a las empresas abordar cambios que antes no se veían en tiempos de bonanza. Hablamos con Isabel Hidalgo, manager comunicación y alianzas de la la Fundación Másfamilia quien analiza exhaustivamente esta cuestión.

¿Cómo trabajaremos después de la pandemia? ¿cuáles serán los cambios más significativos en el seno de las organizaciones?

Llevábamos varios años hablando de la necesidad de innovar en nuevas formas de trabajo, de avanzar en una legislación del pasado y en promocionar un trabajo por objetivos y menor presencialidad para dar respuestas de conciliación y bienestar de las personas. Y justo un virus nos ha puesto en bandeja esa revolución. De hecho, hemos constatado que las empresas efr, comprometidas con la conciliación y la flexibilidad, han sufrido menos los daños colaterales de esta pandemia y han salido reforzadas porque ya venían trabajando en otra cultura, en otra forma de trabajar, en otros objetivos sociales… Por tanto, hay que agradecer esta revolución y esta oportunidad y seguir avanzando en trabajo por objetivos, flexibilidad, confianza y liderazgo.

¿Podemos decir que estamos ante una nueva era que incluso ha provocado el rediseño de nuestro entorno laboral?

Totalmente. Sin embargo, estamos notando más el impacto en las grandes organizaciones que tienen claro que este nuevo modelo, implantado por motivos de la pandemia, va a seguir en el futuro. Pero las pymes, nuestro gran tejido empresarial, no lo tienen tan claro y están volviendo a la oficina y al modelo anterior sin pensaro. Aún nos queda mucha pedagogía y mucha sensibilización sobre nuevas formas de trabajo y de futuro. 

¿La autonomía será un papel importante en el trabajo del futuro? ¿se utilizarán más herramientas de planificación del trabajo y de evaluación de la productividad?

Lo más importante en el trabajo del futuro será el talento en mayúsculas. Podremos trabajar donde queramos y cómo queramos teniendo unos objetivos claros y en procesos y proyectos de confianza. Y eso sólo lo aporta el TALENTO.

¿Considera que cada vez será más importante los objetivos sociales que cumple la empresa? ¿se apostará por un liderazgo diferente? ¿cómo será ese liderazgo emergente?

Estamos de enhorabuena. Hemos pasado de las musas al teatro en materia de RSE y liderazgo. Comienza a ser una realidad que ya no sólo se mida a las empresas por su contribución económica o medioambiental sino también por la social. De hecho, estamos avanzando mucho en el concepto de taxonomía social y el impacto social de las organizaciones. Creemos que efr, nuestro modelo de gestión, puede ser un garante de indicadores para dicha taxonomía social y aporta datos para confirmar que un liderazgo pro persona es sinónimo de éxito  y sostenibilidad.

¿Cómo se gestionará el tema de la desconexión digital? ¿cree que sería necesario su regulación?

Hoy día es obligatorio para todas las organizaciones. Todos tenemos derecho a la desconexión por lo que no se gestionará más en el futuro, es un tema del ahora y de reconocer que hay que trabajar de otra manera y que tenemos derecho a la desconexión. No hay más.

-El salario emocional cada vez es un aspecto más valorado por los empleados, ¿qué acciones innovadoras están incorporando las empresas a beneficio de sus trabajadores? Podría citarnos algunos ejemplos. 

Existen varias tendencias claras en materia de conciliación hacia los colaboradores.

  • Calidad en el empleo y el bienestar,
  • Flexibilidad
  • Medidas en favor de la familia
  • Diversidad e inclusión
  • Desarrollo personal y profesional
  • Liderazgo

De todos modos, lo más innovador, aunque os parezca una respuesta rara, es preguntar y escuchar a nuestro negocio y al talento de nuestra organización. Sólo así podremos dar con las mejores medidas para nuestra organización. ¿Para qué sirve implantar las medidas del vecino si nosotros vivimos y tenemos otras necesidades y expectativas?

¿Quieres ser un verdadero agente del cambio? Infórmate: info@rhsaludable.com

Más información: Máster de Dirección Estratégica en Bienestar Organizacional (DEBO)

Escrito por: RHSaludable

La revista de las organizaciones saludables

artículos relacionados

Impacto de Long COVID en los trabajadores y lugares de trabajo

Impacto de Long COVID en los trabajadores y lugares de trabajo

El COVID prolongado puede tener un impacto significativamente negativo en los trabajadores y los lugares de trabajo. Dificultad para respirar, fatiga, dolores de cabeza y problemas de memoria y concentración son los síntomas que pueden durar semanas o incluso meses....

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.