Juan L. Azanza, responsable de Prevención Reybesa: ” los propios trabajadores van comentando sus progresos y eso crea satisfacción”


Con motivo de los IX Premios Mutua Navarra a la promoción de la salud, hemos querido hablar con los ganadores para preguntarles sobre las buenas prácticas que realizan que buenos cuenten cómo fueron los comienzos y el camino a seguir.

Entrevistamos Juan L. Azanza, responsable de Prevención de Redín y Becerra (Reybesa) que recogió el Sello Empresa Saludable.

¿Qué significo para vosotros obtener el Sello Empresa Saludableen los XI Premios Mutua Navarra?

Pues ha sido un impulso muy importante a nuestra forma de trabajar y proceder, un reconocimiento al esfuerzo de todos los que componemos REYBESA y un aliento a seguir en esta línea y a no detenernos en el camino de buscar la Excelencia en materia de Salud Laboral, y en definitiva en todos los ámbitos que componen nuestra organización

¿Cuál fue el impulso para dar el paso hacia el camino de Empresa Saludable?

Ha habido una demanda muy importante procedente de nuestros propios trabajadores, sustentados por el compromiso incondicional de Dirección, con el objetivo claro y marcado de erradicar los inconvenientes a nivel musculo-esquéletico y postural que nuestra actividad trae consigo

¿Qué dificultades encontraste y cómo fue el proceso de cambio? ¿Cuánto tiempo tardasteis en poder empezar a implementar acciones en esta línea?

Cierto que han existido dificultades organizativas en este sentido, pero afortunadamente hemos podido solventarlas con esfuerzo y compromiso, lo que ha provocado que el proceso de cambio haya sido menos brusco y más natural si cabe de lo que esperábamos en un principio. En este sentido no hemos notado una resistencia al cambio significativa como cabría esperar, al contrario ha habido un apoyo y respaldo por parte de todos los trabajadores al respecto. Incluso nos han orientado y sugerido la forma de hacerlo y con quien. Respecto a lo que se ha tardado en implementar, no ha sido tanto el qué hacer sino el cómo hacerlo y con quién lo que nos ha llevado más tiempo en valorar, sopesar y finalmente decidir, y creemos sinceramente que hemos elegido el buen camino y hemos tomado una buena decisión al respecto, más fácil si cabe por el respaldo de toda la organización que ya hemos mencionado anteriormente. Cabe decir que nuestro modelo organizativo, basado en comunicación constante y fluida como clave del éxito, con reuniones interdepartamentales, con mucho peso específico de nuestro sistema de gestión, con una dirección y unos delegados de prevención implicados y un Comité de Salud Laboral bien planificado y orientado al objetivo “Cero Accidentes/Cero Bajas” ha sido determinante

¿Cuál es la realidad hoy en día?

La realidad a día de hoy es que ya se van obteniendo los primeros resultados satisfactorios , aunque aún sea pronto al no haber pasado más que un año de la implantación del SGRC (Sistema Global de Recuperación Corporal), constatado este hecho en la reducción de bajas por accidente de tipo músculo-esquelético y la erradicación de enfermedades profesionales, aunque aún es pronto para sacar conclusiones globales dado que nos hemos marcado un plazo de tres años para poder obtener resultados fiables y contundentes en este sentido. Seguimos con las sesiones y animamos a los trabajadores a que realicen sus ejercicios como base de una buena salud física que les permita desemplear su trabajo en unas mejores condiciones y a la vez sentirse mejor en todos los aspectos.

¿Qué destacas en los cambios del día a día de los trabajadores?

Se nota la sensibilización, un cambio a mejor en hábitos más saludables, los propios trabajadores van comentando sus progresos y eso crea satisfacción y expectativas de mejora que antes no percibíamos, nos preguntan cuándo va a ser la siguiente sesión de control para demostrar sus progresos y creemos sinceramente que esta situación saludable va a seguir yendo in crescendo durante todo el proceso.

¿Cuáles son los siguientes paso a seguir?

Como decíamos antes, al ser una iniciativa / acción para la que nos hemos planteado un periodo de tres años en los que valorar su eficacia (siempre, claro está, que los trabajadores se impliquen en realizar su parte, tal y como se está haciendo a día de hoy), el siguiente paso será focalizar y personalizar aún más si cabe en aquellas personas cuyo progreso no haya sido el deseable y también incentivar sesiones grupales de calentamiento como hábito saludable periódico.

Previous Jornada técnica: Nueva CAMPAÑA EUROPEA sobre “TRABAJOS SALUDABLES: Alerta frente a sustancias peligrosas”
Next Latinoamérica ante el futuro del trabajo con Future For work Institute

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.