No tener en cuenta la diversidad cultural puede hacer fracasar las políticas de RR.HH.


La Asociación Española de Dirección y Desarrollo de Personas (Aedipe) ha reunido a más de 120 profesionales de recursos humanos en la sede de la Cámara de Comercio para celebrar el Día Internacional de los Recursos Humanos, un evento en torno a la Experiencia de Empleado, I love my job and my job loves me. 7 diálogos para 7 «momentos de la verdad».
Juan Pablo Borregón, presidente de Aedipe, ha sido el encargado de abrir el acto, exponiendo los tres motivos por los cuales se celebra esta efeméride como son que “la función de recursos humanos gane en visibilidad social, empresarial y profesional”; “tener la convicción y el orgullo de que el trabajo que desarrollamos es valioso”; y, por último, “generar networking entre profesionales de la función de gestión de personas en las organizaciones, que nos permita aprovechar una gestión del conocimiento colectivo”.
Juan Pablo Borregón ha señalado también que “los responsables de las políticas de gestión de personas estamos actualmente focalizados en atraer y fidelizar el talento, y en conseguir el compromiso de los colaboradores con los objetivos de la compañía”. Además, ha hecho hincapié en que “la diversidad que convive en nuestras organizaciones -generacional, cultural y de diverso nivel de accesibilidad a las nuevas tecnologías- nos obliga a cuestionarnos la relación con los empleados, basado en la prestación de servicios comunes a todos. No podemos seguir ofreciendo «café para todos», porque no nos motivan las mismas cosas y ni buscamos lo mismo en nuestra relación con la empresa”, ha incidido.
Por todo ello, desde la dirección de Aedipe se han seleccionado ocho direcciones de Recursos Humanos de empresas significativas de la Comunidad Valenciana (Suavinex, Grupo Alimentario Citrus, Universidad CEU Cardenal Herrera, Vasco Catalana Group, Hospital de Manises, Bankia, Dulcesol y Vectalia) que han compartido sus buenas prácticas en materia de experiencia de empleado en todos o algunos de los «momentos de verdad» en que la empresa «se la juega» en su interacción con los profesionales con talento, a efectos de conseguir su incorporación, fidelización y compromiso.
Óscar Cortijo, ha sido el primero en tomar la palabra para comentar las buenas prácticas de CEU Cardenal Herrera sobre smartworking. A su juicio, “el trabajo ya no es el lugar al que vas, es algo que haces y lo puedes hacer en cualquier momento y lugar gracias a las nuevas tecnologías y plataformas digitales”.
Cortijo ha definido como ventajas de esta práctica laboral una mayor productividad, la reducción de costes; y que la toma de decisiones disminuye las probabilidades de error a través de herramientas como el Blockchain y HR Analitics.
José Pascual, director de Recursos Humanos de Vasco Catalana Group, para el momento atención al empleado, ha definido como una buena experiencia de cliente para una persona que se incorpora a una organización “contar con todos los medios, conocer los valores de la organización, sus procedimientos, saber qué se espera de él y, lo más importante, que la organización le permita comunicarse y expresar sus ideas”.
Lola Gil y Alfonso Garrido, responsable de Desarrollo y director de Recursos Humanos del Hospital de Manises, respectivamente, han hablado sobre el momento corporate wellbeing (bienestar) han destacado el estrés como uno de los mayores problemas en el ámbito sanitario.
Gil ha destacado la apuesta que han hecho desde el Hospital de Manises por “el bienestar social, emocional y personal de los trabajadores día a día”. Para conseguir ese bienestar han abordado seis bloques de actuación: mejora de los espacios y entornos de trabajo y la adquisición de hábitos saludables; la puesta en marcha de un servicio de mediación para resolver conflictos entre empleados; el fomento del trabajo en equipo; la importancia de la gestión del talento ya que los trabajadores buscan “crecer” en la organización; la importancia del liderazgo para alcanzar la excelencia; y la inteligencia emocional haciendo especial hincapié en la experiencia del paciente ya que “es vital para la supervivencia de la organización”.
Cristina Ripollés, directora de Personas de las Direcciones Territoriales de Levante de Bankia, ha centrado su intervención en el momento desarrollo y carrera de los profesionales. Para Ripollés, el desarrollo del talento lo centramos en el concepto de meritocracia “que combina compromiso, motivación y esfuerzo del empleado para que el talento se identifique, crezca y acceda a oportunidades profesionales dentro de la propia organización”.
El momento comunicación y la participación, ha correspondido a María José de la Asunción, responsable de Talento de Dulcesol, que ha explicado que conciben la participación como “la implicación de los empleados en la toma de decisiones de la empresa y compartiendo responsabilidades. Tenemos un modelo de organización dual en el que convive un modelo jerárquico con equipos de trabajo transversales”.
Para el momento on boarding han intervenido los directores de RR.HH. Elisa Esponi, del grupo Suavinex y Antonio González, del Grupo Alimentario Citrus.
Antonio González ha considerado que el “on boarding empieza en el proceso de selección y nuestro trabajo consiste en enganchar y enamorar a ese trabajador porque solo tenemos una oportunidad de causarle una primera impresión”.
Por su parte, Elisa Esponi ha expresado que “cualquier experiencia dentro del entorno de personas tiene que ver con el amor en el sentido amplio de la palabra. Ese primer momento de enamoramiento está relacionado con la congruencia, la experiencia exitosa en cualquiera de los procesos que seguimos, cuando lo que contamos tiene que ver con lo que realmente ocurre”.
El último momento, reestructuración y salida, lo ha protagonizado Arantzazu Valera, directora de RR.HH. de Vectalia que no se ha atrevido a hablar de una “buena experiencia en el momento del despido”. Pero sí ha incidido en que “debemos tratar que no haya una mala experiencia y no genere frustración por parte del empleado, tratándolo con toda la empatía que podamos, respeto y dignidad”. En su opinión, “hay que evitar el factor sorpresa porque tiene que haber habido llamadas de atención previas”.
El acto de clausura ha quedado en manos de Francisco Muñoz, responsable de Consultoría y Desarrollo en Auren BLC. A su juicio, “es prácticamente imposible generar una buena experiencia de cliente que no provenga de una magnífica experiencia de empleado”.

Previous rhsaludable y Aedipe firman un convenio de colaboración para potenciar las organizaciones saludables en la comunidad valenciana
Next El programa de empleabilidad ‘Soy Frigo’ amplía su alcance con el apoyo a mujeres supervivientes de violencia de género

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.