Las empresas ante el reto de la Sostenibilidad


El momento tan difícil que estamos viviendo como consecuencia de la pandemia ha puesto de manifiesto la necesidad de cambiar nuestro modelo de desarrollo obligándonos a poner el foco en los temas relacionados con la sostenibilidad y la información no financiera. Tenemos por delante un gran reto con grandes oportunidades que no podemos desaprovechar.

El Gobierno corporativo junto con el cambio climático, la ética, la prevención de la corrupcción, la diversidad y la igualdad de género, son, entre otros, los aspectos ESG (Environmental, Social and Government) que tendremos que incorporar en la gestión de los negocios, alineándolos, además, con los objetivos de desarrollo sostenible de la agenda 2030.

¿Por qué la sostenibilidad y las cuestiones ESG deben estar en las agendas de las empresas?

  • Porque en el entorno empresarial, cada vez son más las voces autorizadas que indican que la sostenibilidad es el camino a seguir. 
  • Porque en el entorno gubernamental, también va en la misma dirección. El Plan de Recuperación “Next Generation EU” con el foco en la sostenibilidad y es una oportunidad única para transformar el modelo de desarrollo de nuestro país hacia una economía más verde, más digital y más resiliente a través de proyectos multidisciplinares, innovadores y transversales.
  • Porque las cuestiones ESG están entre los principales riesgos globales
  • Porque la sostenibilidad es un factor clave de confianza hacia los stakeholders
  • Porque la información ESG es el foco de atención de los inversores y de los financieros
  • Porque hoy la relación de la empresa con la sociedad es más importante que nunca y debemos saber explicar nuestra aportación de valor a la misma.

Para abordar este reto la empresa debe familiarizarse en:

  • Adquirir conocimiento y competencia en los aspectos ESG, incorporándolos en su toma de decisión
  • Establecer una estrategia para su negocio con  políticas y procedimientos específicos respecto a sus aspectos materiales
  • Reportar la información de sostenibilidad mediante estándares internacionales para que el reporting con los datos ESG sea entendible por todos los stakeholders

En España, la regulación sobre la divulgación de  información no financiera  se rige por la Ley 11/2018, la cual es una transposición de la Directiva Europea 2014/95/UE. Esta ley obliga a un determinado número de empresas, en función de su tamaño y facturación, a dar información sobre su modelo de negocio y sobre sus resultados ambientales; sociales y de personal; derechos humanos; lucha contra la corrupción y soborno; y aportación a la sociedad, a través de indicadores basados en estándares internacionales con el objetivo de que la información facilitada sea robusta, fiable y entendible por todos los grupos de interés.

Las empresas que incorporan la sostenibilidad en su negocio son las que tienen más oportunidades de crecimiento, y más posibilidades de acceder a nuevos mercados, son las que atraen y retienen empleados y partners con talento, son empresas más innovadoras y mejor conectadas con los consumidores y con sus otros grupos de interés y, por lo tanto, son más competitivas, más resilientes y más preparadas para adaptarse a los cambios.

Previous Récord de participación con cerca de 1.000 asistentes en la 15ª edición del FORSA 2021
Next Somos un globo de emociones en un mundo de alfileres

Sin Comentarios

Deja una respuesta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.