Hablamos con Kim Cameron, experto en liderazgo y uno de los fundadores del Center for Positive organizations en University of Michigan. Este investigador cuenta con más de 120 artículos académicos y 15 libros. En la entrevista, nos habla sobre el desempeño organizacional exitoso, y nos avanza, en exclusiva, alguno de los contenidos de su próximo libro, que versa sobre la energía positiva.  

Comunidad DEBO: Usted recomienda cuatro estrategias de liderazgo para poder facilitar una desviación positiva en una organización. Clima positivo, relaciones positivas, comunicación positiva y significado positivo. Basado en su experiencia, ¿Cuál sería el orden recomendable para ir desarrollándolas en una intervención?

Es una buena pregunta para la que lamentablemente no tengo la respuesta. Es complicado decir el orden que va a tener. Si por ejemplo para ciertos tipos de comunicación el valor es cero al momento de cambiar algo no importa cuál de esos cuatro sea el orden que se vaya a cambiar. No tiene un orden específico, concretamente, porque cada caso es único. Tal vez sería sencillo comenzar por cambiar relaciones, por cambiar la comunicación, pero eso es hablar de significado y ya estás hablando de un concepto más abstracto, más difícil, en cuanto a significado y a clima. Hay expertos que piensan que hay tres aspectos, otros opinan que son dos los cambios. Hace poco hablé con una empresa alemana y ellos lograron hacer este cambio en poco tiempo a diferencia de lo que les ha costado a otros respecto al clima. Comenzaron en un punto y al poco estaban en otro completamente distinto, pero aún falta diseminar todo eso por la empresa y se está trabajando en ello. A fin de cuentas tienes que ver cómo es cada organización y cómo evoluciona la empresa.

Comunidad DEBO: Si las personas se sienten bien y disfrutan de un buen clima laboral, es casi seguro que su rendimiento va a mejorar y para eso es muy importante que tengan unas buenas relaciones entre ellos, ¿podría compartirnos cuál es su herramienta práctica favorita para el desarrollo de las relaciones positivas en las organizaciones?

Precisamente los aeropuertos están llenos de libros que te van a hablar de cómo son las relaciones con las personas. Una de mis amigas más cercanas, que es doctora habla de las relaciones de alta calidad. Estas relaciones son muy interesantes porque ella tiene una cifra. Más de 40 segundos es precisamente cuando una relación tiene impacto en una persona. En 40 segundos una relación puede tener efectos en el área cardiovascular e incluso física en la persona. Para decir qué tipos de relaciones hay entre la gente tenemos diferentes tipos de niveles. Hace poco leí que 6 horas es lo equivalente a decir que conoces a una persona, 60 horas se puede decir que “son amigos” y 400 horas se puede decir que eres “confidente” para una persona. Manejas diferentes tiempos, en virtud de la tipología de relaciones. Asimismo, si quieres que las personas tengan este tipo de crecimiento dales  tiempo para construir esas relaciones.

Deciros que acabo de terminar mi libro, en el que hablo de energía positiva. Y os adelanto que hay diferentes tipos de energía, está la energía física, por ejemplo cuando vas a correr un maratón. Cuando terminas de correrlo necesitas descansar porque has gastado la energía. Y luego está la energía emocional, como cuando vas a ver un partido de fútbol y estás en el estadio, gritando, animando y vuelves a casa con tu energía desgastada y también necesitas descansar. Por otro lado tenemos la energía mental, como cuando estás estudiando, días enteros preparando exámenes, terminas y también tu mente necesita un descanso. Pero hay un concepto que se está utilizando la energía relacional que muy al contrario crece. ¿Cómo crece? Pues estando con personas que te aportan, te dan cariño. Así es esa energía, nunca termina, y si tienes oportunidad de mantener esa  vinculación con ese tipo de personas, la energía va a seguir creciendo. Es muy importante que las organizaciones por tanto den pie a este tipo de interacciones.

Pero, ¿quiénes son estos tipos de personas que nos dan esa energía relacional? Son personas con las que estás bien y que están ahí para ayudar, sin esperar nada a cambio. Se acercan, buscando hacer cosas, tratan de estar cerca de las personas y hacerlas florecer. Lo hacen sin interés, porque cuando hay un interés o se hace para conseguir algo ya no es ayuda es manipulación. Otro tipo de personas que hacen este tipo de cosas son aquellos que resuelven problemas, los que son capaces de resolver cuestiones antes de que se presente una necesidad, son personas también que tienen mucha estabilidad,  y que se acercan a los demás para ayudar.

En este sentido, un hecho importante es que se busquen a personas que den esa energía, se les denomina “dadores de energía de vida”. Son personas que si tú estás en algún lugar y ves que te gustaría estar con ellas. En mi libro, distingo 15 tipos diferentes de personas y todas ellas se caracterizan por esto, por dar a los demás desarrollando esa energía vital.

Comunidad DEBO: Las organizaciones no están todavía acostumbradas a hablar del componente emocional en las relaciones interpersonales o en el día a día de la organización. Cuándo usted comienza a trabajar con un equipo de directivos, ¿cuál es la primera reacción al comenzar a hablarles de compasión, perdón o gratitud?

Esta semana escuché una conversación entre dos personas a las que admiro. Son personas que  han pasado estos últimos años investigando todo lo que tiene que ver con significado. Para poder desarrollar todo el tema del significado, que es abstracto, se necesita tener a personas que se involucren para saber qué es lo más importante para ellos, saber lo que para ellos tiene impacto, que vaya más allá del salario, del título, de lo que haces en tu día a día.

Y que estén dispuestos a captar eso, si existen personas más allá de ti, que se encuentren afectadas por lo que tú haces. Esto está conectado con tu parte espiritual. Normalmente, las personas tienen creencias y eso es común. Identificarlo cuesta, requiere introspección y mucha implicación. A pesar de que es complicado, cuando logran identificar ese significado los cambios son muchos. La investigación ha demostrado que el cambio es notable y lo que se puede lograr va mucho más allá.

Comunidad DEBO: Muchas personas piensan que uno de los primeros pasos para lograr un gran cambio es tener muy claro ¿para qué? (Start with Why). Desde su punto de vista ¿cuáles son los aspectos clave para poder desarrollar el significado positivo en una organización?

Tengo una fotografía que es una persona que se encuentra una pared de roca para escalar a 500 pies y que no tiene equipo ni nada y que está escalando con sus propias habilidades.

La mayoría de las personas no harían eso, pero yo llegaría y te diría te doy 10.000 dólares para llegar donde está esa persona. La mayoría no aceptaría, pero aquellos que lo hicieran no saben si lo lograrían. Ahora bien, si yo te dijera que en esa misma pared cuando escales los 500 pies están las personas que más quieres y que si tú no lo logras en 30 días se mueren, casi todo el mundo lograría subir. Es muy importante el cambio de escenario que se presente, es decir, lo que tiene que ver con el propósito. Un propósito cambia, hay una meta y esto vale para todo tipo de organizaciones.

Comunidad DEBO: ¿Considera que debe de haber líderes diferentes para gestionar personas de distintas generaciones?

Hay controversia. Hay un estudio de un compañero en el que se preguntaba si existen de verdad diferencias sustanciales que justifiquen una forma diferente de manejar a las personas. Sí, efectivamente las nuevas generaciones tienen esta común necesidad por la tecnología, la rapidez por resolver las cosas, a un ritmo diferente de otras personas, pero que a fin de cuentas todas las generaciones tienen una característica en común: todas quieren utilizar sus habilidades en el día a día, todas quieren crecer, tener un impacto y esto nos hace ser comunes.

Al final, las actividades virtuosas, como buscar que la gente florezca no hay una verdadera distinción en este objetivo. La respuesta de si hay diferencias sustanciales es que no. Lo que sí  tenemos es una cierta sensibilidad respecto a esas diferencias. Tener una deferencia con la inclinación de los más jóvenes por utilizar métodos más tecnológicos o más avanzados que las generaciones anteriores. Pero después de todo, si trabajas con gente “mayor o joven” están manejando gente y siempre se tiene eso en común.

Yo he cogido prestada esta frase: “si tus acciones ayudan a otras personas a convertirse en algo más, significa que eres un líder positivo, que estás creando un impacto”. Esto influye entre generaciones. Los métodos cambian, pero la esencia es la misma y al fin de cuentas no hay diferencias, siempre y cuando exista una verdadera sensibilidad a estas diferencias que hay entre generaciones que se han de tener en cuenta y trabajar.

Comunidad DEBO: ¿Cómo cree que funciona mejor un equipo con un líder o en modo redarquía?

La investigación demuestra que depende de cada caso. Cuando estás hablando con una organización, cuyos retos son directos y claros lo mejor que puedes hacer es encontrar un líder porque es mucho más sencillo. Pero, cuando te enfrentas a problemas más complejos, te enfrentas a una situación donde no hay respuestas directas y si nadie sabe qué es lo correcto y que es lo que se tiene que hacer es cuando el liderazgo debe ser compartido. Cuando tienes problemas y compartes este liderazgo tienes problemas complejos en soluciones sencillas.

Ahora bien, cuando se comparte el liderazgo también puede devenir en que los problemas simples pueden convertirse en soluciones muy complicadas. Depende de cada caso y tienes que ver qué hacer y qué tipo de decisiones adoptas dependiendo del entorno en el que se desarrolle.

Comunidad DEBO: ¿Cree que existe una conexión entre la mejora del clima y qué impacto tiene en la productividad de las personas, de los equipos?.

Todas las actividades positivas tienen siempre un buen impacto en donde se desarrollen. Él impulso de acciones, que se llaman en fases de abundancia, es cuando te permiten crear. Todos los aspectos de la vida, ya sea familiar, organizaciones, política, u otro ámbito se desarrolla mejor si nos concentramos en las personas. Toda la investigación se hace para que el mundo sea virtuoso, llegar a la virtud. Si nos concentráramos en la parte de las virtudes humanas (en desarrollarnos, en ayudarnos, en sacar la mejor versión de nosotros), el mundo en sí sería completamente diferente.

Y es entonces cuando no habría pobreza, no habría guerra, todo el mundo tendría una educación y ello no significaría que todos seríamos amigos y que todos nos llevaríamos muy bien, pero que definitivamente se desarrollaría un respeto en el marco de nuestras diferencias. Este es el fin último de la investigación, tratar de desarrollar estas cualidades de la gente. Eso es lo que se busca, no se me ocurre una situación en la que esto no impacte de forma positiva, y que no haya un lugar en el que crees un clima positivo y en el que no sea pertinente lo que suceda.