JobCrafting


Imagina, es temprano por la mañana, te encuentras agradablemente acurrucado en la cama,  de repente, tu despertador suena, y un olor a pan recién hecho inunda tu habitación. No es casualidad, desde junio tu vecino de enfrente tiene una microbakery (micro-panadería). En pocos segundos te lavarás la cara, y prácticamente con el pijama, te acercarás con una gran sonrisa a comprar tu pan artesanal preferido.

Hoy en día, en un país como España, es un pequeño lujo poder empezar el día con pan casero recién hecho. Personalmente, prefiero ver la cocina desde el salón, es un verdadero problema, ya que me encanta la comida casera.

Nuestra protagonista, Jane Mason, también es amante de la cocina casera, pero ella ama cocinar, y especialmente cocinar pan. Esta pasión permitió a Jane desarrollar todo un concepto con significado. Hace diez años, transformó el mundo tradicional del pan y creó dos empresas alineadas con sus valores: Virtuous Bread, una empresa social; y Bread Angels, una red de microbakers (micro-cocineros de pan) cuyo objetivo es la mejora de la comunidad local.

En caso de que te sepa a poco el hecho de haber creado estas dos empresas con significado, durante los últimos diez años Jane ha creado cursos on-line de cocina (con más de 50 videos), realiza clases on-line en tiempo real para la red de microbakers, es coach ejecutivo de grandes empresas, es profesora en la universidad de Monterrey (México) y ha escrito cinco libros de cocina.

Descubrir tu pasión, el botón del cambio

Cuando la crisis financiera global comenzó en 2008, Jane trabajaba  como consultora estratégica en el Reino Unido, en aquella época, tenía clientes realmente importantes.

Durante la crisis, en las empresas se produjeron importantes impactos negativos, «el lunes a primera hora tenías un poderoso y popular CEO, y el martes al medio día tenías un empleado aterrorizado». Teníamos miedo a perder nuestros puestos de trabajo, y en consecuencia se dejó de crear e innovar, sólo se buscaba la supervivencia, este comportamiento acabó por destruir aún más a empresas y personas.

En ese preciso momento, Jane decidió dejar su trabajo, las decisiones y situaciones que tenían lugar en el mundo empresarial, no eran coherentes con sus propios valores.

Precisamente en esa época fue cuando comenzó su insomnio. La madre de Jane era alemana, y por ello era importante aprovechar todo el tiempo al máximo, no te puedes permitir estar durante horas esperando a que el sueño venga; así que optó por cocinar pan artesanal durante estas interminables noches.

De repente se encontró con un montón de pan delicioso en casa. Pensó, ¿por qué no dárselo a amigos y vecinos?, y claro, a los vecinos les encantó, no podían creer que la propia Jane hiciese esas delicias por las noches.

En ese momento la gente estaba tan acostumbrada a comprar pan en el supermercado, que las personas se habían olvidado de cómo hacerlo en casa. Por eso, Jane vio una excelente oportunidad para conectar de nuevo a las personas con la alimentación y la agricultura, de donde habían sido desconectadas hace mucho tiempo.

Jane pensó que el pan podría ser una poderosa herramienta para provocar un cambio positivo en la sociedad a nivel individual, la creación de Bread Angels, la red de microbakers, podría dar a las personas la oportunidad de cocinar pan en sus casas y venderlo a nivel local, cuando y como quisieran.

La motivación de Jane fue y sigue siendo provocar un impacto, es simple, «lo que me hace sentir bien, tal vez, haga que otros se sientan bien también», es necesario que contribuyamos para mejorar la humanidad.

Bread Angels

En Bread Angels se aprende a pensar en cómo hacer pan, para ello Jane enseña las bases técnicas y además trabaja la auto-confianza, para que los futuros microbakers sean capaces de personalizar y desarrollar su metodología y modelo de negocio propios, poniendo en ello su espíritu y corazón.

Jane considera que «hay millones de maneras de hacer una misma cosa, desde la perspectiva técnica y personal, cada uno necesita encontrar la manera que funciona para sí mismo». Eso me hizo reflexionar, en las organizaciones estandarizamos lo máximo posible, en ciertos casos es necesario, y nos sentimos molestos cuando alguien viene con nuevas ideas y con ganas de cambiar nuestro método, no es ninguna novedad, nos aferramos al status quo, aunque sea muy mejorable.

Hace diez años, cuando Jane comenzó su negocio en el Reino Unido «la gente estaba acostumbrada a comprar en el supermercado un pan estandarizado en forma y sabor, totalmente industrial». Al principio sus clientes buscaban únicamente sustituir un producto industrial por otro artesanal, pero seleccionando un producto idéntico al supermercado, es decir, pan cuadrado para sándwiches y tostadas. Ahora, es muy difícil vender este pan cuadrado, «la gente quiere elegir lo que va a consumir», aprecian la personalización en el consumo y en el producto.

Esta personalización crea oportunidades. Los microbakers deben tener confianza, lo que están cocinando debe ser atractivo para alguien, para su público, no es necesario que lo sea para todos. En definitiva, se trata de ser capaz de producir un pan altamente personalizado, que será apreciado por un número suficiente de clientes, que asegure la sostenibilidad del modelo de negocio.

Si eres un Bread Angel, puedes enseñar y vender tus propios productos. Si quieres ser parte de esta red, no necesitas ser un profesional de la cocina, pero tendrás que estar alineado con la cultura de la empresa, y por lo tanto, tendrás que tener valores como la inclusión y la comunidad, y tendrás que estar alineado con la visión virtuosa de ayuda a los necesitados.

Aprendizaje constante

A pesar de ser una maestra en el arte del pan, Jane aprende algo nuevo cada día, ocasionalmente asiste a clases magistrales en el Reino Unido y Canadá, y le gusta acercarse a los fogones de los países en los que se encuentre, como por ejemplo Camboya, donde aprendió con panaderos de tercera generación.

Pero no todo es aprender sobre como cocinar pan, Jane se preocupa por la materia prima, aprende sobre la metodología de cultivo sostenible y las tipologías de grano.

«Desde la industrialización, las empresas hemos ido creando puestos estándar que buscan la eficiencia. Si bien la estandarización puede aportar productividad, se centra tanto en la tarea que aparta a la persona y no explora ni aprovecha su potencialidad. La singularización del trabajo o Job crafting, no solo permite adaptar las diferentes actividades a la persona, también le facilita una nueva consideración acerca de su rol, del para qué de lo que hace. Es una dimensión más abstracta y más sostenible que la dignidad del trabajo; es la signidad. Cuando las personas como Jane, consiguen identificar su trabajo como algo ligado a su propia personalidad, alineado con sus valores y fortalezas, encuentran mayor sentido a su vida y, curiosamente, también son más productivas».

Opinión Experto Belén Varela Romero de Jobcrafing del Articulo de Virtuos Bread

Virtuous Bread

Virtuous Bread es una sociedad limitada de tipo social, que gana dinero responsablemente y no obtiene beneficios. La misión de la empresa es contribuir a la salud y el bienestar de las personas.

Jane considera que una serie de circunstancias evitables condujeron a la Gran Recesión de 2008, todo ello facilitado en gran medida por emociones negativas como la ira y la envidia, y por ello, llegó a la conclusión de que las emociones y acciones correctas podrían ayudar a salir de la crisis.

En ese 2.008, en el que recordemos que Jane pasaba las noches cocinando, estableció su visión personal “incorporar acciones virtuosas en la sociedad marcaría la diferencia”, y fue entonces cuando nació Virtuous Bread.

Virtuous Bread es puramente Jane, donde en cada detalle es capaz de reflejar lo mejor de sí misma para ayudar a los necesitados.

Financiación de Virtuous Bread

Jane actualmente obtiene fondos para financiar Virtuous Bread mediante la realización de otras actividades profesionales. Por ejemplo, trabaja como profesora en la Universidad de Monterrey (México), es coach ejecutiva on-line, por si esto no fuera suficiente, Jane es autora de cuatro libros y actualmente está trabajando en el quinto. También el dinero de la red de Bread Angels se invierte en Virtuous Bread.

Bread Angels y Virtuous Bread no tienen empleados, por lo que Jane tiene apoyo externo para resolver aspectos no relacionados con su actividad principal, como TI, administración y redes sociales.

Flexibilización de Virtuous Bread en México

Durante nuestra maravillosa entrevista, Jane estaba en Londres como consecuencia de la pandemia de la COVID, sin embargo, hace diez años que decidió marcharse del Reino Unido a donde más se necesitaban, México.

Desde su primer día en México, Jane se dio cuenta de que los hábitos de alimentación eran diferentes de lo que se esperaba, basándose en un alto consumo de carne, bebidas azucaradas, productos ultraprocesados y un bajo consumo de alimentos frescos como frutas y verduras.

Consecuentemente, se adaptó a sus clientes y decidió dejar de lado su actividad de elaboración de pan en México. Jane se alineó con las prioridades sociales del país, centrándose en mejorar el status quo y los hábitos nutricionales en México. Consecuencia de esta reorientación, es la colaboración en el proyecto EDNICA.

EDNICA es una ONG enfocada en ayudar a los hijos de madres solteras. Como resultado del hacinamiento de las escuelas, estos niños van a la escuela durante medio día, y el resto del día, por lo general trabajan en las calles.

EDNICA asegura que cuando los niños terminan las horas escolares van a sus centros, donde los alimentan, les enseñan aspectos útiles e importantes como ducharse y limpiarse los dientes, y les proporcionan un ambiente seguro, rodeado de otros niños. Además, las madres también pueden ir a EDNICA, donde lavan la ropa y reciben nutrición saludable, así como clases básicas de economía familiar.

Conclusión

Puede que aún no lo hayas descubierto, pero todos tenemos una pasión, es posible que podamos llegar a nuestra pasión adaptando nuestro trabajo actual, alineándonos con nuestra personalidad, valores y habilidades, es decir, auto-aplicando la Artesanía del Trabajo o Job Crafting.

Previous Dan Tomasulo: La esperanza es el número uno del capital psicológico. Las personas que cuentan con este valor no ven obstáculos sino retos
Next Gracia Burdeos, elegida entre las Top 100 Mujeres Líderes de España

Sin Comentarios

Deja una respuesta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.