Teletrabajo antes y después del Covid-19


El-teletrabajo-no-es-sinónimo-de-24-horas-al-día-conectados

El teletrabajo ha sido una constante en la pandemia, pero cabría preguntarse si previamente a la crisis del Covid-19 estaban las empresas llevando a cabo esta práctica del trabajo a distancia o sin embargo ha venido motivada por el Covid-19. Lo analizamos con dos destacadas compañías que responden a esta y otras cuestiones para saber hasta qué punto está implantado el teletrabajo en las empresas españolas.

Elena Turrión Gozálbez, Consejera Ejecutiva de Mutua Levante destaca que “el teletrabajo siempre ha sido una opción en los empleados de Mutua Levante que han tenido dificultades familiares o de salud, pero que fue hace dos años cuando se inició como prueba piloto y medida de conciliación de vida laboral y familiar”.

La directiva señala que “va en nuestro ADN y en nuestra cultura de empresa cuidar del empleado y comprometerse con su bienestar. El teletrabajo ya estaba implantado antes de la pandemia de manera voluntaria para aquellos trabajadores que quisieron acogerse a esta modalidad”. Además subraya los beneficios que ello ha supuesto para la compañía “aumento de la motivación profesional, lo que redunda en un trabajo más efectivo y productivo; conciliación vida laboral y familiar; bienestar del empleado y por tanto de la empresa. En definitiva, empleados comprometidos que trabajan con implicación y por resultados”.

Sobre los obstáculos que puede suponer el teletrabajo para las empresas, la responsable de Mutua Levante advierte que “todavía sigue existiendo miedo a la no presencialidad y direcciones de empresa que basan sus políticas en el control y no en la confianza hacia los empleados. A menudo se asocia el rendimiento con el de tiempo de trabajo y eso no es así; la productividad no se mide por horas sino por resultados y, en nuestro caso, también por calidad de servicio”.

En el caso de España respecto a otros países europeos, Turrión hace constar que “estamos avanzados y que se ha demostrado con el confinamiento que nuestro país  puede hacerlo y puede hacerlo bien. No obstante, reconoce que “la causa sigue siendo que prima la idea de la presencialidad. Si no estás en la oficina no estás trabajando. En Mutua ha quedado demostrado que podemos funcionar con total normalidad y ofreciendo un servicio de calidad”.

Por lo que se refiere a si el teletrabajo ha venido para quedarse, la responsable de Mutua Levante destaca que “ha venido para quedarse no de esta forma, por confinamiento y con familias en casa, pero sí como nueva modalidad de trabajo”.

Por otra parte, Mónica Chantre, RRHH del Grupo Aspasia manifiesta que “antes de mediados de marzo, estábamos probando esta medida con algunas personas de la plantilla. Con el confinamiento llegó la modalidad de teletrabajo de manera generalizada en todos nuestros centros de formación. Esto permitió probar este método de trabajo y comprobar que realmente funciona en nuestra organización. El objetivo que perseguimos fue adaptar la vida laboral a las circunstancias que se estaban viviendo de salud, personales y familiares”.

Así, esta directiva hace constar como beneficios de esta práctica para la compañía los siguientes: Conciliación de la vida personal, laboral y familiar, mayor autonomía y flexibilidad para la plantilla, evitar los tiempos de desplazamiento, aumento de la satisfacción laboral de los trabajadores y trabajadoras, disminución de gastos operativos, incremento de la productividad.

Referente a las barreras por las que las empresas pueden no optar al trabajo a distancia, Chantre señala que “muchas empresas consideran que el personal es menos productivo desde sus casas, que se dedican a hacer otras tareas que nada tienen que ver con lo laboral. Por este motivo, por los prejuicios asociados las empresas no ponen en marcha esta modalidad de trabajo”.

En relación a la situación en nuestro país a diferencia del resto, la responsable advierte que “en España, el crecimiento del teletrabajo es muy lento según nos muestran los datos de los últimos años. Sin embargo, la situación mundial actual vivida por el coronavirus ha hecho que muchas empresas hayan demostrado que sí tienen capacidad para implantarlo y esperemos que confianza para mantenerlo”.

Si el teletrabajo ha venido para quedarse es otra de las cuestiones a analizar. Según esta directiva “el confinamiento ha permitido que las empresas prueben esta modalidad de teletrabajo, que de otra forma, no lo hubieran hecho de momento.E n ciertas entidades se ha evidenciado que el teletrabajo es muy favorable tanto para empresa como para la plantilla, por lo que seguirán con esta medida. Por el contrario, las empresas que sigan con una mentalidad más anclada al pasado seguirán pensando que la presencialidad es el único camino”.

Previous Nace el máster de Florida Universitaria sobre neurofelicidad como herramienta del cambio
Next La sostenibilidad es la buena dirección

1 Comentario

  1. […] artículoTELETRABAJO ANTES Y DESPUÉS DEL COVID-19 fue publicado en […]

Deja una respuesta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.