El volumen y ritmo de trabajo y la presión, principales causas de estrés laboral


  • Las empresas y la población activa coinciden en señalar los principales motivos relacionados con el estrés, según una encuesta realizada por InfoJobs
  • El 50% de la población activa ocupada afirma estar estresada

Las nuevas formas de organización, los cortos plazos de entrega, las reestructuraciones que afectan a algunas organizaciones y a los propios puestos de trabajo o las relaciones profesionales tienen un impacto directo en las condiciones laborales de los empleados, que pueden afectar directamente a su salud, siendo el estrés laboral una de las principales consecuencias.

Según una encuesta de InfoJobs a más de mil empresas y a una muestra representativa de la población activa española, ambos coinciden en que el volumen y ritmo de trabajo es la causa más frecuente de estrés laboral. En el caso concreto de la población activa, el 57% de las personas que afirman estar estresadas declaran que éste es el motivo principal, mientras que la presión (44%) y el nivel de responsabilidad (28%) serían la segunda y tercera causa de estrés. Otras causas de estrés también nombradas por la población activa española son las responsabilidades o roles poco claros (27%) o la desmotivación por el trabajo desempeñado (23%).

¿Cuáles son los 3 principales motivos que te provocan estrés?

En el caso de las empresas, cuando se les pregunta cuáles creen que son los principales motivos que generan estrés, la encuesta refleja que el volumen y ritmo de trabajo y la presión también son las principales causas, concretamente en un 49% y un 48%, respectivamente. Otros motivos señalados por las empresas relacionados con las causas de estrés son: el mal ambiente en el trabajo (44%), la desmotivación por el trabajo desempeñado (33%) o la incertidumbre (22%).

¿Cuáles son los 3 principales motivos que provocan estrés en la empresa?

La mitad de los empleados afirman sentir estrés en su trabajo

Todas estas situaciones, comunes en el día a día de muchos empleados, hacen que el estrés laboral sea una patología bastante común, especialmente en las personas que ocupan cargos con algún tipo de responsabilidad o deben liderar equipos. En concreto, el 50% de la población activa ocupada afirma sentir estrés en su puesto de trabajo.

Además, analizado su nivel de estrés, el Informe de InfoJobs y ESADE revela que el 57% de la población activa que afirma sentirse estresada en su trabajo valora como alto su nivel de estrés, y el 13% lo considera muy alto.

Recomendaciones para combatir el estrés

Existen épocas en las que el empleo realizado requiere un mayor nivel de exigencia o en las que surgen proyectos que absorben toda la energía. El problema llega cuando esta situación de tensión se sostiene en el tiempo y termina por ser crónica.

Según la última ‘Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo’, publicada por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social y que data de 2015, algunos de los problemas de salud derivados del estrés están relacionados con dolencias localizadas en cuello-hombro-brazo-mano o en la espalda (45% y 46%, respectivamente). Además, el cansancio general (45%), la cefalea o la fatiga visual (36%) y la ansiedad (17%) han visto incrementado su impacto.

El primer paso para evitar estos síntomas, así como la angustia y la inestabilidad que genera el estrés en el empleado, es reconocer el problema, su origen y sus causas. Después, hay que ponerle remedio introduciendo pequeños cambios en los hábitos de trabajo. Estas son las recomendaciones de los expertos en orientación laboral de InfoJobspara combatir el estrés:

  1. Confecciona un buen plan de trabajo: En un mundo donde es imprescindible que el trabajador sea más polivalente y versátil, es necesario que el trabajador confeccione un buen sistema de organización y planificación. Y en este sentido, tener un espacio de trabajo agradable también puede ayudar a que uno se sienta mejor.
  2. Aprende a pedir ayuda o a delegar tareas: Muchos trabajadores se exigen lo imposible, olvidándose de que nadie es imprescindible ni perfecto. Es importante saber delegar tareas y pedir ayuda a los compañeros cuando sea necesario. Además de reducir las cargas de trabajo también ayudará a que haya más confianza entre compañeros de trabajo.
  3. Tómate un descanso: La concentración es un factor clave para ser más productivos y eficientes. En jornadas largas de trabajo, es necesario tomarse algunos descansos para relajar el cuerpo y la mente. Los breves ejercicios de meditación o los estiramientos son dinámicas que se pueden realizar en el propio lugar de trabajo y ayudan a recuperar la concentración y combatir así el estrés.
  4. Pide ayuda a un experto: Cuando el estrés perdura, es importante pedir ayuda profesional a un experto que sepa acompañar y orientar al empleado para acabar con el estrés. En este sentido hay coaches profesionales que pueden ser de gran ayuda.
Previous Latinoamérica ante el futuro del trabajo con Future For work Institute
Next La solidaridad tema estrella del fórum de organizaciones saludables con la participación de Jordi Villacampa

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.