Proponen maridar el coaching con la psicología positiva


Luis Miró y Montse Sants, de la Escuela Europea de Coaching, propusieron un maridaje del coaching y la psicología positiva en uno de los cuatro talleres que abrieron el Congreso Nacional de Psicología Positiva (CNPP) ayer por la tarde. En esta primera sesión del congreso, también se abordó cómo entrenar el optimismo, la gratitud como fortaleza del carácter y el uso de la psicoterapia positiva en supervivientes de cáncer.

montse sansMiró y Sants apuntaron que el objetivo fundamental del coaching es provocar acción. “Para ello, es necesario facilitar cambios en la emoción del cliente que le permitan un cambio en el repertorio de acciones posibles”. En todo el proceso, estos especialistas proponen “las ventajas del maridaje” de los conceptos fundamentales del coaching y las aportaciones de la psicología positiva. “Hay conceptos esenciales del coaching como son el modelo del observador, la escalera de inferencias, distinciones y actos del habla situados en el contexto de la psicología positiva”, señalaron.

Óscar Sánchez, de Sander Psicólogos: Bienestar & Ciencia, explicó diversas técnicas para el fomento del optimismo en el contexto educativo. Los participantes en su taller desarrollaron las competencias de conciencia emocional, regulación emocional, autonomía emocional y competencia social, entre otras. También adquirieron los conocimientos sobre el estudio científico del optimismo respecto a modelos teóricos y medidas de evaluación.

Mari Carmen Palacios, de Integracción, defendió la gratitud como fortaleza del carácter en su taller. “Después de haber experimentado internamente la gratitud, podemos prestar mayor atención a nuestro entornos más cercano y, dejando de lado toda adaptación hedonista en la que damos todo por sentado, podemos expresarla a quienes tenemos cerca y no tan cerca”, expuso Palacios. Para conseguirlo, propuso ejercicios de apreciación y compartir estrategias que faciliten convertir la gratitud en un permanente estado de ánimo, “en el que el automático y formal modo de expresar las gracias, haya sido trasformado en genuinos agradecimientos”.

Finalmente, Cristian Ochoa, de la Unidad de Psico-Oncología Hospital Duran i Reynals, propuso el uso de la psicoterapia positiva en supervivientes de cáncer con dificultades graves de adaptación. “A través de diferentes metodologías de aprendizaje, los participantes de este taller han adquirido las competencias de: comprensión del sufrimiento y crecimiento en cáncer desde un mismo marco de experiencia humana; identificar y facilitar los elementos psicoterapéuticos que facilitan el crecimiento en cáncer; saber diseñar una intervención psicológica positiva en pacientes con cáncer y, experiencia práctica en el trabajo con pacientes con dificultades graves de adaptación en cáncer desde un enfoque basado en la psicología positiva”, señaló Ochoa.

 

Previous Las tres nuevas dimensiones de la gestión de personas: talentismo, "human age" y entorno "VUCA"
Next Carmelo Vázquez: "Si dejamos la psicología positiva en manos de entusiastas incondicionales, caerá en el olvido"

1 Comment

  1. Pedro
    8 mayo, 2014
    Responder

    El coaching es una estrategia de intervención psicológica. Si se realiza una revisión de estudios científicos al respecto, se concluye que aplicar el coaching profesionalmente es una competencia del psicólogo formado específicamente en ello. Otra cosa sería aplicar habilidades de coaching como estilo de liderazgo.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *