Productividad positiva


Empecé hablando de ventas en este Blog, pero permíteme que haga una breve incursión en el mundo de la empresa.

Este Jueves impartí mi ponencia ” ” Optitud en la empresa; claves para el aumento de la productividad” en la cual hablaba de las claves que aumentan la productividad de las empresas.

Dichas claves están entroncadas en la psicología positiva, y en su caso, de la psicología organizacional positiva.

Usando una de mis Top 5 Strenghs, el humor, conseguí una resonancia positiva con la audiencia, que me transportó a un lugar indescriptible.

Así como el las empresas tenemos el Meeting point, el Crashing point ( smile ) point, el Business Plan, etc, son todas herramientas técnicas, herramientas basadas en la parte racional de nuestro ser. Es aquí cuando se da una paradoja curiosa: mientras que hablamos en términos racionales, hablamos de capacidades de máquina en términos de productividad, ¿por qué no hablamos de “capacidades de persona”? , esta incongruencia de enfoque nos ha perseguido durante los últimos 100 años.

Muchos planes de marketing, financieros, etc, pero ninguno como estos que cito a continuación :

  • Plan de optimismo; una asistente me preguntó si era posible esto. Le contesté, que no sólo era posible, sino que Felicidad Sostenible  y yo mismo, lo estamos haciendo.
  • Plan de positividad; plan diseñado para trabajar sobre las emociones negativas, y aumentar las positivas. Siguiendo el Modelo de ampliación construcción de Barbara Fredickson, el de Felicidad Sostenible, y el Modelo Optitud .
  • Plan de fortalezas ; no sólo evaluaremos competencias cognitivas para el puesto, sino que tanto para los trabajadores que están, como para las nuevas incorporaciones, se aplicará un plan destinado a la práctica diaria y colectiva de las fortalezas del grupo.
  • Plan de engagement  ; trabajo del compromiso, la entrega y la identificación de los empleados con su empresa.

Tratar a las personas como meros “recursos”, enseñar a los vendedores sólo técnicas de venta, es una visión cortoplacista, nos estamos perdiendo por el camino la gran cantidad de recursos, que bien gestionados, pueden hacer que la empresa multiplique y se multiplique.

Si hay un campo en el que mejor se pueden medir los resultados, ese es el mío, el campo de las ventas. A nosotros los vendedores se nos mide todos los días, se nos exige más que a nadie, a menudo los recursos que la empresa pone a nuestra disposición son más bien escasos

Con toda esa pintura al óleo negra, puedo afirmar sin temor a equivocarme, que las ventas es la profesión con mayor desgaste, mayor presión, mayores demandas, y la que a menudo es dejada ” de la mano de Dios”.

Por eso la Psicología Positiva, me ha aportado tanto en mi profesión, dotándome de una serie de herramientas que han conseguido :

  1. Aumentar mi optimismo innato
  2. Aumentar mi positividad y explorar con ello nuevas oportunidades de negocio
  3. Emplear a fondo mis fortalezas principales en mi profesión
  4. Como resultado, aumentar mi resiliencia y crecer ante la adversidad.

Así, en los tiempos que nos tocaron vivir a partir del 2008, y para el que nadie nos adiestró, para esos tiempos de altísima exigencia, aplicar la psicología positiva fue una decisión inteligente, la decisión más eficiente posible.

Gracias por leerme.

Previous Anuncio de los ganadores del Premio Cinematográfico «Lugares de Trabajo Saludables» 2015 en Leipzig
Next Carlos Hermoso de Mena: “Los hospitales son edificios cargados de emociones, tenemos un concepto de salud 360º”

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *