Laura Chica: ¿Quién eres tú?


Laura Chica es la autora del libro “¿Quién eres tú?”. Licenciada en Psicología, escritora, formadora, coach y experta en psicología positiva, gestión y desarrollo del talento, habilidades directivas e inteligencia emocional nos da las claves en esta publicación de cómo acercarnos al mundo de las emociones, el optimismo y la felicidad.

DSC_1939-Podríamos decir que el libro “¿Quién eres tú?”, ¿es un manual para conocerte más interiormente y dar la mejor versión de ti mismo?

Asi es. El libro nació  con la idea de facilitar a las personas el autodescubrimiento, mirar en nuestro interior y tomar consciencia de quienes somos, cómo somos, ser conscientes de la influencia que tenemos en los demás, y abrirnos al cambio. Sólo asi podremos crecer, avanzar, y convertirnos en nuestra mejor versión.

-Has trabajado en colegios, con directivos, desempleados y hasta en la cárcel, cuéntanos la experiencia que te ha resultado más enriquecedora.

Cada una de las experiencias cuenta, suma, desarrolla, y me ha permitido llegar donde estoy hoy. Me quedo con la ilusión de los niños, el cambio de los directivos, las posibilidades de las personas en búsqueda de empleo, y el descubrimiento de la naturaleza del ser humano que supuso para mi trabajar en la cárcel y centros de menores. A día de hoy, lo que me queda es la confianza plena en las posibilidades de cambio del ser humano, seas como seas.

-Derivado de tu experiencia como coach, ¿de qué dirías que adolecen los directivos y los profesionales en general?

Encuentro que en general nos faltan dos elementos clave:  coherencia (pensar, sentir, actuar)  y Creer en uno mismo.

Cuando profundizas, de ahí vienen muchas cosas. De alguna manera es causa y consecuencia de otros elementos colaterales que acaban afectando al éxito personal y profesional. 

-Dices que somos analfabetos emocionales, ¿cómo podemos paliar este analfabetismo?

El primer paso siempre es tomar consciencia de que lo somos, de que no nos han educado nuestra habilidad emocional, y que está en nuestra mano comenzar hoy. Todo lo que queremos conseguir se consigue haciendo.

qet-En el libro introduces un pequeño cuento o relato al inicio de cada capítulo, ¿con cuál de todos te quedas?

Los cuentos que inician cada capítulo han sido realizados por Paqui Fernández, ilustradora del libro (en plastilina), y contienen gran valor emocional en ellos. Mi hija los lee continuamente, y es una manera fácil de hacer ver la importancia de lo qe se trabaja en el capítulo que se sigue. Me gusta (y me duele) mucho el cuento del capitulo de dar ejemplo, ya que no somos conscientes de qué están viendo los demás de nosotros, especialmente los niños. Como yo digo, #parapensar.

-¿Qué les dirías a esas personas que se encuentran en un entorno de trabajo hostil?

Que salgan corriendo J  No todo el mundo está preparado para trabajar en un entorno tóxico, ya que el nivel de ‘permeabilidad’ emocional es variable. Hay personas que se blindan a la influencia externa, y personas que son muy permeables, y les afecta mucho el ambiente. Hay que conocerse para saber lo que se puede aceptar, y lo que no.

-Haces mucho hincapié en la elección personal, ¿en qué media influyen factores como las circunstancias oel entorno que te rodea?

Por supuesto que el entorno y las circunstancias están ahí, nos rodean y determinan en muchas ocasiones nuestras decisiones. Hago hincapié en la elección personal, porque es importante recordar que siempre podemos elegir. De hecho, siempre estamos eligiendo. Eso nos devuelve una sensación de control que nos hace sentir más seguros, que cuando sentimos que no controlamos nada, que produce indefensión.  Que piense el lector que en este momento está eligiendo leer esta entrevista, y que tiene el control para dejar de leerla y cambiar de actividad en cualquier momento. Sentir ese poder nos hace sentir mejor, que lo contrario.

-Un entorno saludable, optimista y positivo, ¿puede ayudar a la empresa a tener mayor productividad?

Un entorno profesional saludable, ayuda a la productividad de la empresa, además de generar mayor desarrollo en las personas, mayor creatividad, mejores equipos y mejores resultados. Las emociones positivas favorecen mayor motivación, adhesión y compromiso del equipo humano con el proyecto,  lo que a corto plazo y largo plazo beneficia a los resultados de la empresa.

-Por último, ¿consideras que en nuestra educación se presta la suficiente atención a nuestro lado más emocional? En caso de que no, ¿cómo podríamos mejorar este aspecto?

La respuesta es no. Soy madre, y las cosas por desgracia, no han cambiado mucho en lo que a educación emocional se refiere. Seguimos educando niños en serie, sin atender a las diferencias individuales y a sus potencialidades. Si los nuevos docentes no cuestionan los patrones de educación actuales, los reproducen. Asi es muy difícil el cambio.

Podríamos mejorarlo con pautas sencillas, como recojo en Quien eres tú: atendiendo a las diferencias individuales, potenciando los espacios de desarrollo de la creatividad, detectando las habilidades y talentos, facilitando los recursos para que lo desarrollen, fomentando el autoconocimiento del niño, fortaleciendo su autoconfianza, su autoestima, y la autorresponsabilidad . Pero siempre hay un punto de partida, que hasta este momento no hemos tenido en cuenta: el autoconocimiento del que educa, y la toma de conciencia de cómo está educando con lo que dice, y lo que no dice, ya que es imposible medir el grado de influencia que las personas tenemos en los demás, más cuando son las personas de referencia. Esta es la única forma de educar niños seguros, que crean en sí mismos, y puedan conseguir lo que quieran, con una clara base de esfuerzo.  ¿Difícil? Todo es imposible si no se intenta.

Previous Técnicas innovadoras en el congreso #VenderHoy
Next César Sánchez: "la prevención ya es una prioridad más para las empresas"

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *