Las organizaciones saludables son más seguras


ppqqDesde el año 2003 la Organización Internacional del Trabajo (OIT) marca en el calendario el 28 de abril como el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, momento elegido para rendir homenaje a las víctimas de los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, siendo también una herramienta importante para sensibilizar a la población sobre cómo hacer que el trabajo sea seguro, saludable y decente  sobre la necesidad de darle un mayor peso a la seguridad y la salud en el trabajo.

Con motivo de la celebración de este día, hoy serán muchos los medios de comunicación que podrán el foco en las cifras  y estadísticas que reflejan el estado actual de las condiciones de trabajo y los daños derivados para la salud .

En estas líneas, me gustaría aprovechar la oportunidad para reflexionar sobre cómo conseguir que el trabajo sea seguro, saludable y decente. Quizás ha llegado el momento que tomemos conciencia que no siempre una organización segura es saludable, y que sin embargo una organización saludable siempre es segura.

Decía Arthur Schopenhaver  que “no hay ningún viento favorable para el que no sabe a qué puerto se dirige”.

Sólo aquellas organizaciones que disponen de alguna persona valiente, que coge el timón y se atreve a salir a navegar desde la libertad de innovar en la gestión de personas y en su salud laboral, consiguen transformar sus entornos, y lo hacen porque creer es poder y pasan a la acción.

Santiago Vázquez, Director de Personas en el operador gallego de telecomunicaciones R , es conocido por haber sido pionero en la implantación de un modelo de felicidad en su Empresa, siempre dice que:

“El trabajo como el mar, puede ser un lugar donde reine la ansiedad, el estrés y el miedo, o donde disfrutar, divertirse y ser feliz”.

Todos debemos cambiar nuestros esquemas mentales en relación a la seguridad y salud en el trabajo, yo misma lo he hecho, mirad llevo dedicándome a la prevención de riesgos laborales desde 1999 y cuando antes me preguntaban ¿dónde trabajas? yo contestaba en un SPA, todo el mundo me decía ‘que bien, trabajar en un espacio donde se cuida el cuerpo y espíritu hasta alcanzar un estado total de relajación y bienestar’, y yo me empeñaba en dar la definición de consultoría que da apoyo y asesoramiento para la integración de la prevención en las organizaciones.

Hace tiempo que  me di cuenta que era una respuesta incompleta porque al final, nuestro objetivo es conseguir la salud, entendida como un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente como ausencia de afecciones o enfermedades tal y como define la Organización Mundial de la Salud, y como se contemplan en los Sistemas de Gestión de Organizaciones Saludables.

El hito a alcanzar, más allá de días marcados en el calendario, o de tendencias que puedan correr el riesgo de convertirse en modas pasajeras, es conseguir organizaciones bambú , fijando unas buenas bases para  que cuando nos azote el viento seamos capaces de no doblegarnos ni rompernos, siendo resilientes a esas situaciones y saliendo fortalecidos de las mismas.

En el caso de las organizaciones saludables, la analogía con el bambú es la importancia de tener una buena semilla de base (compromiso de la Dirección con valores como la confianza, y la transparencia). Un buen abono (entorno físico seguro y entorno psicosocial saludable) y un riego constante (donde se mantengan en el tiempo las acciones).

Más allá de las definiciones de organizaciones saludables, el sentido común y los resultados de las prácticas llevadas a cabo por algunas organizaciones, me hace pensar que podemos conseguir que las organizaciones se conviertan , como dice mi amiga Núria Alba, en un mar de sonrisas, en buenos lugares para trabajar más cercanos a los propósitos de la OIT para conseguir entornos laborales seguros, saludables y decentes.

Carmen Soler Pagán

Directora del Máster Iberoamericano en Organizaciones Saludables e Innovación en la Gestión de Personas

Previous Día Mundial: Comunidad Valenciana, la región con menor siniestralidad según Randstad
Next 10 actitudes para ser más productivos en el trabajo, según ARHOE

2 Comments

  1. Maribel Torres
    2 Mayo, 2014
    Responder

    Gracias Carmen, tu acertada reflexión me sirve de apoyo a mi trabajo en y amplia mi visión sobre las políticas de prevención. Gracias!

  2. 26 Mayo, 2014
    Responder

    Gracias Maribel por tu amable comentario, me alegra que te haya gustado, seguimos sumando entre todos/as para conseguir innovar en la gestión de la salud y de las personas.
    Un abrazo

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *