Haciendo sonreír a los niños: “Nos basamos en la esperanza y el empoderamiento de la persona con enfermedad mental para regir su propia vida”


María Robles Martínez es residente de Psiquiatría de 4º año. Es autora de varios capítulos de libros relacionados con su Psiquiatría y la Salud Mental y se encuentra pendiente de realizar la lectura de su Tesis Doctoral. Es la co-directora del proyecto “Haciendo sonreír a los niños”.

Mercedes Amézaga López, Terapeuta Ocupacional de la comunidad terapéutica de salud mental del Hospital Universitario de Puerto Real. También es co-directora del proyecto “Haciendo sonreís a los niños”.

 

¿Por qué decidisteis presentaros a este certamen? 

Nos presentamos a la primera edición de Hospital Optimista porque nos pareció una buena oportunidad para dar a conocer el trabajo que realizan las personas con trastorno mental grave en nuestro centro de trabajo y así,  dar un paso más para fomentar la lucha contra el estigma en salud mental. Por otro lado, otros colectivos como los/as niños/as y sus familiares, experimentan gran cantidad de estímulos estresantes durante su estancia hospitalaria. Creemos importante que en el ámbito sanitario, no solo la organización del hospital debe prestar bienestar suficiente, sino propiciar estrategias con el afán de mitigar el miedo y promover emociones positivas en la población infantil y en sus cuidadores.

¿Qué destacaríais de esta iniciativa?

Nos gusta que se ponga en valor todo el esfuerzo que se realiza en el medio hospitalario para transmitir una imagen más humanizada y acogedora, siendo un entorno en el que el sufrimiento está muy presente. En el día a día nos centramos en la demanda asistencial, lo que hace que muchas veces no tengamos tiempo para pensar en nada más y, gracias a iniciativas como ésta, nos damos cuenta de que otro tipo de propuestas sí son posibles.

¿Qué ha supuesto el premio hospital optimista para su centro/equipo/proyecto?

Para nosotros, esta distinción ha sido un gran honor totalmente inesperado y nos ha dado una motivación adicional para seguir creyendo en lo que hacemos y conseguir que las personas que padecen enfermedad mental sean vistas como personas capaces de cuidar y transmitir ilusión a los más pequeños. Además es un gran reconocimiento a nuestro esfuerzo y tesón. Los grandes premiados han sido los propios pacientes, quienes enseñan con orgullo el diploma cuando se decora un nuevo espacio hospitalario.

¿Recordáis cómo fue escuchar el nombre del hospital como candidatura seleccionada durante la gala?

Fue un momento muy bonito, quedar en 6ª posición en la categoría de proyectos es toda una experiencia emocionante. Y también para nuestros pacientes, que lo vieron en directo a través de la web. Cuando nos presentamos no pensamos que podríamos estar entre los 10 proyectos más optimistas, así que es un estímulo muy potente que nos refuerza y nos recuerda que lo hacemos merece la pena.

¿Continuáis trabajando para generar un entorno saludable para el paciente y su familia?

El proyecto ha trascendido el ámbito hospitalario tanto, que nos han demandado peticiones para decorar otros hospitales y áreas de pediatría de atención primaria.

¿Qué prácticas en gestión y personas y su salud utilizan en su centro y con sus equipos?

Todos los programas de nuestra unidad de gestión clínica se inspiran en el modelo de recuperación. La filosofía de este modelo se basa en la esperanza y el empoderamiento de la persona con enfermedad mental para regir su propia vida, siendo acompañada en este camino por los profesionales de salud mental. Apostamos por la participación de los usuarios en la gestión de nuestra UGC a través de una fuerte vinculación con el movimiento asociativo y por el protagonismo activo del paciente en su tratamiento.

En el proyecto presentamos estudios que evidencian los beneficios que aporta este tipo de iniciativa a diferentes colectivos, de ahí que cuente con tres  líneas principales dirigidas a :

  • la Población general y más concretamente a la población infantiles que estén atendidas en el bloque quirúrgico del HUPR.
  • el personal del Hospital Universitario de Puerto Real.
  • personas con enfermedad mental ingresadas en la CTSM

La producción de la decoración viene enmarcada dentro de los programas de la CTSM de Terapia Ocupacional del área de educación/trabajo, más concretamente en el taller color y el taller de reciclado.

hospital optimista 2

Los objetivos del proyecto son :

  • Fomentar la confortabilidad y la calidad asistencial de los/as niños/as y sus cuidadores durante su estancia en el Hospital.
  • Favorecer la recuperación y el empoderamiento de las personas con enfermedad mental en su proceso de recuperación
  • Conocer  el  grado de estigma por parte del personal sanitario hacia las personas con enfermedad mental.
  • Sensibilizar a la población sobre la capacidad de empatizar de las personas con enfermedad mental .

¿Qué consejos daríais a los futuros candidatos de la II edición de los premios hospital optimista?

A los futuros candidatos les recomendamos ilusión y constancia. Este tipo de convocatorias son un aliciente más tanto para los profesionales, como para los ciudadanos que acuden a él. Le recomendaríamos que se atrevan a innovar para demostrar que un mejor ambiente dentro del hospital es posible.

Previous Últimos días para presentar candidaturas a los 2º premios nacionales “hospital optimista”
Next Manual Práctico de Optimismo: Qué hacen nuestros clientes más optimistas (I)

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *