El valor de la salud y la motivación en el entorno laboral


habito66En una situación de crisis galopante como la que sufre el país, con empresas cerrando cada semana, EREs y bajadas de sueldo a la orden del día, jornadas laborales que se alargan hasta el infinito, falta de conciliación y horas extra sin recompensa, resulta más capital que nunca poner el foco de atención en los empleados y en su estado físico y anímico. Una labor que los departamentos de RRHH no deberían dejar en manos de la improvisación.

España vive ahora mismo una situación atípica. Cuenta con casi seis millones de personas buscando desesperadamente trabajo. El que sea con tal de subsistir y llegar a fin de mes. Y con otro número igual o superior de ciudadanos que sí que tienen ese empleo pero que viven inmersos en la más absoluta desmotivación y, a veces, incluso, se cambiarían por alguno de esos seis millones de desempleados que lastran las listas del paro.

Las bajadas de sueldos, la falta de expectativas, la poca recompensa al esfuerzo, el vivir siempre en el alambre a causa de la situación económica de las empresas, el tener un sueldo que te sirve poco más que para llegar a fin de mes… Esos y otros factores van mermando la motivación de los empleados hasta el punto de perder toda identificación con la empresa en la que trabajan, lo que a la larga se traduce en una bajada significativa del rendimiento y la productividad.

Motivar y potenciar la salud en el entorno laboral

Los departamentos de RRHH de las empresas tienen ahora una gran oportunidad para poner su atención en los empleados y conseguir cambiar esa tendencia hasta revertir del todo la situación. Por regla general el empleado suele ser bastante fiel a la empresa si ve que ésta recompensa su esfuerzo y le ofrece condiciones laborales que le faciliten la realización de su labor y la conciliación familiar y laboral. Cuanto más esfuerzo hace la empresa en este sentido, mayor es el grado de implicación y productividad del empleado. ¿Por qué no aprovechar esta predisposición?

Hay compañías que optan por premiar el esfuerzo de sus empleados con retribuciones económicas tras temporadas de especial estrés laboral. Otras que recompensan ese esfuerzo con días libres. Y algunas que juegan su baza a la flexibilidad horaria, lo que permite a sus empleados disfrutar de más horas para su vida social y familiar. Habrá quien prefiera una u otra opción, pero lo cierto es que las tres son alternativas más que aceptables para motivar a los trabajadores.

Otra alternativa novedosa es la que ofrecen ahora compañías como Hábito66, que a través de su programa Hábito66 Express, dirigido a empresas, ofrecen a los departamentos de RRHH una serie de alternativas para mejorar el rendimiento, la motivación y la salud de los trabajadores. Desde la presencia de un coach motivacional en la empresa, hasta el entrenamiento deportivo o un nutricionista online para mejorar los hábitos de los empleados, pasando por masajes de Shiatsu en el mismo puesto de trabajo para reducir el estrés. El objetivo: prevenir enfermedades, reducir el número de bajas laborales, motivar a los trabajadores incrementando su moral y aumentar la productividad introduciendo una recompensa que en este caso no es monetaria.

Carmen Pascual

Previous SP Fremap, certificada como Empresa Saludable por AENOR
Next Renault, Philips y Jazztel obtienen el distintivo "Igualdad en la Empresa"

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *