“El líder emocionalmente inteligente actúa cada día para evitar la desmotivación”


Davó ha participado en una jornada sobre el impacto de las emociones en la comunicación.

Raquel Davó, vicepresidenta de ASNIE, ha resaltado la importancia de contar con un líder movilizador capaz de influir en las emociones de los demás y encauzarlas en una dirección positiva. “Un líder resonante es consciente de que sus comportamientos hablan más alto que sus palabras”, ha asegurado en una jornada organizada por DIRCOM, la asociación de directores de comunicación.

Davó ha participado en una jornada sobre el impacto de las emociones en la comunicación.
Davó ha participado en una jornada sobre el impacto de las emociones en la comunicación.

“Un líder movilizador es aquel que despierta entusiasmo, que sabe que lo importante para conseguir un equipo comprometido no consiste únicamente en aplicar técnicas de motivación, sino en tener todos los días actitudes orientadas a evitar la desmotivación y es consciente de que sus comportamientos hablan más alto que sus palabras”.

Así lo ha asegurado Raquel Davó, vicepresidenta de la Asociación Nacional de Inteligencia Emocional (ASNIE), entidad con sede en Valencia, durante su participación en la Jornada sobre el Impacto de las Emociones en la Comunicación Empresarial organizada por la asociación que agrupa a los directivos y a los profesionales de la comunicación de España (DIRCOM).

Davó ha asegurado que un líder ejemplar es capaz de influir en las emociones de los demás y encauzarlas en una dirección positiva generando un efecto conocido como “resonancia”.

En este sentido, explica que un buen líder presta especial atención a qué hacen, qué sienten y qué piensan de forma habitual los mejores, “puesto que saber qué los diferencia, proporciona una hoja de ruta para desarrollar nuestro liderazgo”.

Así se consigue mejor comunicación en toda la organización, se ayuda a los integrantes en la toma de decisiones y en la solución de problemas, se alimenta la confianza, la posición asertiva y el desarrollo, y se contribuye positivamente en el manejo de conflictos y tensiones.

Es importante, asimismo, poner en valor el trabajo en conjunto frente al individual y para ello se ha de generar y transmitir confianza, “que es el pilar fundamental para que el equipo se sienta libre a la hora de participar, aportar ideas y sugerencias, y de que exista ilusión por emprender proyectos al percibir que aportan a un objetivo común”, señala Davó.

En resumen, a juicio de Davó, estas acciones ayudan a desarrollar un estilo de liderazgo resonante:

1.- Escuchar y empatizar con las personas del equipo.

2.- Generar objetivos comunes.

3.- Comunicar desde la sinceridad, la claridad y la emocionalidad.

4.- Mostrarse vulnerables, confiar.

5.- Invitar a que las personas se plateen nuevos retos y nuevos objetivos.

6.- Desarrollar un interés sincero en querer conocer a las personas del equipo, ya no únicamente desde el plano curricular o competencial, sino desde el aspecto humano y personal.

7.- Potenciar la celebración de reuniones creativas y de generación de ideas.

8.- Comunicar los logros y las buenas noticias.

9.- Aplicar el reconocimiento adecuadamente como elemento de motivación.

Previous "El alcohol y las drogas son los causantes del 30% de los accidentes laborales"
Next "Las empresas que se centran en las fortalezas son dos veces más productivas"

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *