El 25% de los trabajadores afirma que sufre estrés según un informe europeo de riesgos psicosociales


Una de las principales conclusiones del Informe conjunto sobre riesgos psicosociales en el trabajo, elaborado por la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA) y la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo (Eurofound) es que el 25% de los trabajadores afirma que experimenta estrés, durante todo o casi todo su tiempo laboral, y un porcentaje similar declara que su trabajo tiene un efecto negativo en su salud. El estudio analiza la prevalencia de los riesgos psicosociales en los trabajadores y examina las asociaciones entre estos riesgos y la salud y el bienestar.

[Tweet “80% de los directivos manifiestan preocupación por el estrés ligado al trabajo”]

Así del documento  se desprende que los riesgos psicosociales son un motivo de preocupación para la mayoría de las empresas: casi el 80% de los directivos manifiestan preocupación por el estrés ligado al trabajo y casi uno de cada cinco considera que la violencia y el acoso son problemas importantes. Si analizamos riesgos individuales, la presión de tiempo y los clientes, pacientes y trabajadores subalternos difíciles son las principales preocupaciones de los directivos. A pesar de ello, menos de un tercio de las empresas han establecido procedimientos para la prevención de este tipo de riesgos.

Los riesgos más frecuentes están relacionados con el tipo de tareas que realizan los trabajadores –por ejemplo, si las tareas son monótonas o complejas-y con la intensidad del trabajo. Una intensidad elevada se asocia a unos efectos negativos en la salud y el bienestar sobre todo el estrés laboral.

La violencia y el acoso se denuncian con menos frecuencia si bien tienen una repercusión negativa en el bienestar. Por otra parte, otras circunstancias como la conciliación entre la vida profesional y personal y el apoyo social tienen una influencia positiva.

La incidencia de algunos factores de riesgo psicosocial ha disminuido desde 2005. No obstante, la inseguridad laboral ha aumentado y una quinta parte de los trabajadores siguen trabajando largas jornadas o tienen horarios irregulares. Recientemente se ha referido un aumento de la presión laboral y de la violencia y el acoso en algunos países, lo que se atribuye a cambios en el lugar de trabajo provocado por la crisis económica.

En general, las condiciones de trabajo de distintos grupos de trabajadores difieren según el sector. Ahora bien, existen diferencias de género que no dependen necesariamente del sector; por ejemplo los hombres trabajan más horas o las mujeres se encuentran con más dificultades en el desarrollo de su carrera profesional.

La información facilitada a las empresas para ayudar a combatir los riesgos psicosociales tiene más posibilidades de ser eficaz cuando se articula en una estrategia que pueda dirigirse a la predisposición al cambio de las empresas y a los riesgos específicos de cada empresa y sector. No existe una solución única para prevenir los riesgos psicosociales y son muchos los enfoques eficaces que han aplicado las empresas en toda Europa.

Imagen: Flickr

Previous IX convocatoria de los premios alares
Next Prácticas de empresas saludables. Episodio 2: Informar de cosas relevantes

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *