Dra. Christa Sedlatschek: “Las organizaciones que han mantenido durante la crisis los mismos niveles de seguridad y salud saldrán reforzadas”


-¿Cuándo nace la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA) y cuáles son sus principales objetivos?

La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA) tiene como misión contribuir a que los centros de trabajo  europeos sean más seguros, saludables y productivos. La Agencia recoge, elabora y difunde información fiable, equilibrada e imparcial sobre seguridad y salud, y organiza campañas de sensibilización paneuropeas. Creada por la Unión Europea en 1994, y con sede en Bilbao, la Agencia reúne a representantes de la Comisión Europea, de los gobiernos de los Estados miembros, de las organizaciones de empresarios y trabajadores, así como a expertos destacados de cada uno de los Estados miembros de la UE y de terceros países.

Les invito a que consulten nuestro programa estratégico multianual 2014-2020, para una descripción detallada de nuestras áreas de actividad y proyectos específicos.

-La Agencia tiene un área dedicada a la investigación con el fin de identificar y evaluar riesgos nuevos y emergentes en el trabajo, ¿podría enumerarnos cuáles son esos nuevos riesgos? ¿Cómo ve el futuro de la Seguridad y la Salud en el Trabajo?, ¿dónde creen que se situarán los principales peligros?

Los primeros pasos para identificar riesgos emergentes se adoptaron con la publicación de cuatro informes sobre las previsiones de los expertos, que cubren los riesgos emergentes físicos, biológicos, psicosociales y químicos. Estos informes han ido seguidos de numerosas revisiones bibliográficas e informes pormenorizados destinados a explorar los principales riesgos identificados en las previsiones de los expertos, entre otros, exposición a nanomateriales en el lugar de trabajo.

En la estrategia comunitaria 2007-2012 se instaba al Observatorio Europeo de Riesgos (un departamento de la Agencia) a que «aumente la anticipación de riesgos de modo que incluya los riesgos asociados con las nuevas tecnologías, los peligros biológicos, las interfaces complejas entre personas y máquinas, y las repercusiones de las tendencias demográficas». Así se respalda la iniciativa del Observatorio de poner en marcha un proyecto de prospectiva para desarrollar una serie de escenarios con los que explorar la repercusión de las innovaciones tecnológicas en la seguridad y la salud en el trabajo en el año 2020. El primer proyecto se ha centrado en los «trabajos verdes», dado que el impulso de «hacer más verde» la economía brinda la oportunidad de anticipar posibles riesgos nuevos en estos trabajos en desarrollo y de garantizar que se aplican medidas eficaces para evitarlos.

El marco estratégico europeo de seguridad y salud en el trabajo 2014-2020 de la Comisión Europea destaca como segundo gran desafío la necesidad de mejorar la prevención de las enfermedades relacionadas con el trabajo abordando los riesgos nuevos y emergentes.  La exposición a sustancias químicas en el trabajo, por ejemplo, con la elevada incidencia del cáncer ocupacional o los efectos adversos para la reproducción, tienen que recibir una especial atención en los próximos años. Los cambios en la organización del trabajo traen consigo también otros riesgos crecientes, como los riesgos ergonómicos, problemas de salud mental y el estrés que deben ser objeto de planes de actuación.

De hecho,  nuestra campaña Trabajos Saludables 2014-2015 está dedicada a la gestión del estrés laboral y los riesgos psicosociales, bajo el eslogan: Gestionemos el estrés.

– ¿Cuáles son los principales sectores que requieren actualmente de una mayor atención en materia de Seguridad y Salud?

Es evidente que ha habido en el mundo del empleo un movimiento del sector industria y agricultura hacia el sector servicios. E igualmente hay que tener en cuenta dentro del sector industrial, otros desarrollos, como el crecimiento de “empleos verdes”. Este cambio estructural lógicamente se refleja en los temas de seguridad y salud en el trabajo.

Pero la tendencia, como aparece en el propio marco estratégico europeo, es hablar de riesgos específicos, cambios estructurales y demográficos, nuevas tecnologías, así como combinaciones de riesgos, más que de sectores de actividad de especial riesgo.

Recientemente han publicado un informe sobre los riesgos actuales y emergentes en materia de seguridad y salud en el trabajo en el sector sanitario, ¿cree que es un sector que ha ido decreciendo en materia de prevención? ¿Qué medidas se podrían aplicar para mejorar esa situación?

No es tanto que la seguridad y salud del sector haya empeorado, sino que hay nuevas demandas y un nuevo contexto social, explorado por el informe Current and emerging occupational safety and health (OSH) issues in the healthcare sector, including home and community care, que obliga a redefinir las necesidades del sector y la prevención de riesgos laborales.

Se trata de un sector en rápida expansión, que ofrecerá crecientes oportunidades de empleo en el futuro próximo debido al envejecimiento de la población en Europa, el aumento y el desarrollo de servicios que satisfagan la demanda de cuidados de mayor calidad y la creciente demanda de servicios de atención personal.

El personal sanitario está expuesto a una amplia gama de riesgos, debido tanto a que los entornos en que desempeña su labor son muy variados y a veces incontrolados como a la variedad y el tipo de actividades que realiza. Estos incluyen riesgos biológicos y químicos (como infecciones debidas a lesiones con agujas y la manipulación de sustancias peligrosas); riesgos ergonómicos derivados del trato con los pacientes; y riesgos psicosociales como consecuencia de horarios intempestivos, un trabajo extenuante desde el punto de vista emocional y la exposición a comportamientos agresivos.

El sector encara también otros riesgos, incluidos la escasez de profesionales cualificados y con experiencia, el envejecimiento de la población activa, el creciente uso de tecnologías que requieren nuevas habilidades y la introducción de nuevas vías de asistencia para tratar enfermedades crónicas múltiples.

El hecho de que la gente viva cada vez más años y esto aumente la necesidad de asistencia a largo plazo desplaza el interés del entorno controlado de cuidados hospitalarios intensivos hacia la atención en la comunidad y los domicilios de los pacientes. La atención domiciliaria se desarrolla en un entorno de trabajo especialmente complicado debido a los espacios de trabajo reducidos, la falta de formación, el aislamiento en el trabajo, la supervisión escasa o inexistente, así como la exposición a los mismos peligros que se encuentran, por ejemplo, en los hospitales pero con medios insuficientes para controlar los riesgos.

Este informe aporta información esencial para ayudar al sector sanitario a que supere los retos a los que se enfrenta y proporcione unos cuidados al paciente de alta calidad en el futuro.

– España tiene un tejido empresarial basado mayoritariamente en pequeñas y medianas empresas, ¿qué herramientas o instrumentos pueden utilizar estas compañías para favorecer las buenas prácticas en materia de seguridad y salud?

Las pequeñas, medianas empresas y micro empresas, son un grupo de especial interés para la Agencia, e intentamos incorporar información práctica para ellas en la mayoría de nuestras actividades y proyectos. Hemos desarrollado una herramienta online para la evaluación de riesgos por sectores de actividad (OiRA) especialmente diseñado para ellas. La evaluación de riesgos es el primer paso necesario para planificar y gestionar la seguridad y la salud laboral y nos consta que todavía muchas empresas en Europa no llevan a cabo evaluaciones de riesgos, porque piensan que sus empresas son seguras (sin riesgos) o porque piensan que es más difícil de lo que parece y no saben cómo hacerlo.  Nuestro proyecto OiRA es una respuesta a estas limitaciones y las herramientas ya existentes en diferentes países y sectores están siendo utilizadas por muchas pequeñas y micro empresas.

Además, en el marco de nuestra campaña 2014-15 Trabajos Saludables: Gestionemos el estrés, hemos publicado muchos recursos prácticos y específicamente una guía electrónica gratuita para la gestión del estrés y los riesgos psicosociales en pequeñas y micro empresas.

-¿Qué es para usted una organización saludable?, ¿qué medios necesita una organización para serlo?

Curiosamente, como ya he mencionado, nuestro proyecto más grande es la campaña informativa Trabajos Saludables, que cada dos años se dedica a un tema concreto. Decir trabajos saludables es decir organizaciones saludables. Y, aunque el tema varía de una campaña a otra, lo que permanece en todas ellas es el trabajo en equipo, el trabajar juntos para la prevención de los riesgos laborales, combinando liderazgo por parte de la dirección y participación de los trabajadores. Con el firme compromiso de la empresa para facilitar este trabajo conjunto está más de la mitad del camino hecho.

Y a partir de ahí, un trabajo saludable, en el marco de nuestra campaña informativa actual,  es el que gestiona adecuadamente los riesgos psicosociales y el estrés en el trabajo, el que integra la prevención de riesgos laborales en la gestión general de la empresa, el que ofrece oportunidades de carrera y mejora continua a sus empleados, en definitiva un lugar de trabajo a la vez seguro, saludable y productivo.

– Últimamente se recogen noticias acerca de la inminente salida de la crisis de nuestro país, ¿cree que el optimismo ayuda al trabajador?

No me atrevo a referirme en particular a este país, sino en general a la crisis económica que ha azotado a gran parte de la Unión Europea. Sin duda, hemos pasado malos tiempos para la seguridad y la salud laboral y se oían voces que postulaban por paralizar o recortar gastos en prevención de riesgos, en aras de hacer frente a otras cuestiones prioritarias.

Pero las organizaciones saludables que han mantenido los mismos niveles de seguridad y salud a lo largo de la crisis, que han apostado por el capital humano, son las que saldrán de la crisis reforzadas, listas otra vez para ser productivas y competitivas.

Previous Felip Codina: "La ergonomía y psicosociología se encuentra en un momento de importante desarrollo"
Next Los 10 hospitales más “optimistas” de españa reciben su galardón en valencia

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *