La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha participado hoy, acompañando a S.M. el Rey,  en la inauguración de la Conferencia Nacional Tripartita “El futuro del trabajo que queremos”, a la que asiste el director general de la OIT, Guy Ryder, una propuesta con la que España quiere contribuir a la iniciativa centenaria impulsada por la OIT.

Báñez ha puesto en valor el papel que ha desempeñado España no sólo para retener el talento, sino también para convertirse en un referente de integración. Para ello, la ministra ha propuesto desarrollar una “agenda del talento” que permita emplear, mantener, cultivar y atraer el talento. “Ese es, ha dicho, el objetivo de la agenda integral de la calidad en el empleo en la que hemos empezado a trabajar y en la que se sentarán las bases sobre las que construir el empleo del futuro”.

“Debemos construir los pilares sobre los que asentar nuestro mercado de trabajo en el futuro, convirtiendo los desafíos que afronta en oportunidades”, ha incidido la ministra, que ha agradecido a la OIT y a CEPYME, CEOE, UGT y CC.OO, el impulso que han dado a esta iniciativa.

“Hoy damos un primer paso y comenzamos un diálogo que iremos actualizando para canalizar las aportaciones de España al diálogo mundial sobre el futuro del trabajo que queremos, que tendrá lugar el próximo mes de abril en Ginebra, y, finalmente, a la Conferencia Internacional del Trabajo con la que la OIT celebrará su centenario en 2019”

En su intervención Báñez ha explicado que hay cuatro grandes tendencias que influirán en el empleo del mañana: la globalización, la digitalización, el envejecimiento de la población y la atracción del talento.

Respecto a la globalización la ministra ha señalado que el auge del comercio internacional en los últimos 20 años ha ayudado a impulsar el crecimiento económico y a sacar a millones de personas de la pobreza. “Pero también, ha añadió, ha generado algunas tensiones. Los trabajadores europeos se enfrentan a una competencia creciente, y por eso necesitamos empresas más competitivas, más abiertas al exterior”.

Con la salida de la crisis, según ha dicho la ministra, se ha producido un dinamismo exterior. En 2016 las exportaciones en España marcaron un nuevo record histórico superando los 250.000 millones de euros.

La digitalización y su impacto en el trabajo

En cuanto a la digitalización y su impacto en el trabajo la titular de Empleo se ha referido a la denominada revolución 4.0, afirmando que la transformación digital está cambiando a gran velocidad los procesos de producción y gestión empresarial. “Asimismo, en paralelo, surgen nuevas profesiones y la respuesta es la necesidad de adaptación”.

El reto es, para la ministra, invertir en capital humano. “Para ello hay que luchar contra el abandono escolar temprano, que en España se sitúa en el 19,4%, el nivel más bajo de los registros, y continuar reduciéndolo es una prioridad”, ha puntualizado. En segundo lugar ha destacado la importancia de modelos, como la Formación Profesional Dual, que permiten que la formación y la experiencia profesional vayan de la mano.

Es imprescindible analizar el envejecimiento de la población

El progresivo envejecimiento de la población ha sido otra de las tendencias que, en opinión de Báñez, resulta imprescindible analizar. “España, ha puntualizado, es, después de Japón, el país con la mayor esperanza de vida del mundo. Nuestro país tiene un sistema de Seguridad Social amplio, que concede la segunda mayor tasa de reemplazo de la OCDE, el 80%. Más de 40 prestaciones y un gran abanico de pensiones. Un sistema de pensiones mínimas con el que tan sólo cuentan 11 de los 27 países de la UE. Y con un complemento de pensiones que sólo tienen 4 países en UE”

En el transcurso de su intervención la ministra se ha mostrado convencida de que el empleo del futuro es un instrumento para mantener la protección social. “El 70% del deterioro del sistema de la Seguridad Social durante los peores años de la crisis fue consecuencia directa de la destrucción de empleo. Es la recuperación del empleo la que está permitiendo trasladar el crecimiento a los ingresos de la Seguridad Social”.

Los últimos datos provisionales de recaudación del mes de marzo indican que la tasa de recaudación crece por encima del 6% (6,07%). Asimismo, se están registrando cifras récord en recaudación y hasta marzo será un 2,5% superior a la de 2008, cuando todavía la cifra de afiliados es muy inferior.

Al término de su intervención la titular del Departamento ha subrayado que con el esfuerzo de todos se puede avanzar y con ese objetivo, desde el pasado mes de enero, se han abierto cuatro mesas de diálogo social en materia de pensiones, para implementar un plan de choque por el empleo, para desarrollar una agenda global por el empleo de calidad y para apostar por la formación como fuente de competitividad.

Por todo ello, la ministra ha manifestado que pronto el diálogo social tripartito dará sus frutos y  ha confiado en que, a través del diálogo social bipartito, se renueven próximamente los acuerdos de negociación colectiva. “La primera prioridad es recuperar todo el empleo perdido y alcanzar los 20 millones de empleos en 2020”, ha concluido.

Previous Paseos saludables en un centro de salud para fomentar lel ejercicio físico
Next El Cabildo de Tenerife destina 100.000 euros a fomentar proyectos de igualdad

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *